Un destacado matemático, analista y ex general israelí, Isaac Ben-Israel, afirma que un simple análisis estadístico demuestra que la propagación de Covid-19 alcanza su punto máximo después de aproximadamente 40 días y disminuye a casi cero después de 70 días, sin importar dónde golpee, y sin importar qué medidas impongan los gobiernos para intentar para frustrarlo.

En el artículo publicado en The Times Of Israel, citan al profesor Isaac Ben-Israel, jefe del programa de Estudios de Seguridad en la Universidad de Tel Aviv y presidente del Consejo Nacional de Investigación y Desarrollo, donde analiza que el crecimiento y la disminución de nuevos casos en países de todo el mundo mostró repetidamente que "hay un patrón establecido" y "los números hablan por sí mismos".

Matemático Israelí  Isaac Ben-Israel

El licenciado destacó que apoya el distanciamiento social, el cierre generalizado de las economías en todo el mundo constituye un error demostrable a la luz de esas estadísticas. En el caso de Israel, señaló, unas 140 personas mueren cada día de diversas razones.

Por otra parte, otros cálculos que resaltan por la pandemia del coronavirus Covid-19, son los del hambre. Al Haber cerrado gran parte de la economía debido al virus, las medidas están costando innecesariamente en el caso de Israel, destacá el científico, 20% de su PBI. Pero no es el único golpeado, en Argentina ocurre lo mismo, se observa un fuerte golpe económico. 

Asimismo, el profesor Gabi Barbash, director del hospital y ex director general del Ministerio de Salud, insistió en un amargo intercambio de televisión que Ben-Israel está equivocado y que el número de muertos habría sido mucho mayor si Israel y otros países no hubieran tomado las medidas hizo.

Pero Ben-Israel dijo que las cifras, especialmente de países como Singapur, Taiwán y Suecia, e que no tomaron medidas tan radicales para cerrar sus economías, probaron su punto.

En este sentido, Barbash citó a Nueva York como una prueba sostenible de que Ben-Israel estaba equivocado, había notado que las últimas indicaciones de Nueva York estaban precisamente en línea con sus estadísticas que indican que las cifras diarias de nuevos casos alcanzan su punto máximo y comienzan a caer después de aproximadamente 40 días.