La ministra de Mujeres, Perspectiva de Género y Diversidad Sexual bonaerense, Estela Díaz, y su par de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa, supervisaron  en el Astillero Río Santiago de la ciudad de Ensenada la adecuación de contenedores para convertirlos en viviendas para víctimas de violencia de género.

Se trata de la adaptación de tres containers que servirán como viviendas funcionales para aquellas mujeres víctimas de violencia que no tienen lugar para vivir. Y cuya situación se torna aún más complicada en el contexto de la pandemia de coronavirus y las restricciones que existen para circular. También los protocolos requieren ahora una mayor distancia entre personas, por lo que se hace necesario incrementar la disponibilidad de espacios acondicionados para atender las urgencias en los casos de violencia intrafamiliar.

Las tareas son parte de un acuerdo firmado entre los Ministerios de Desarrollo de la Comunidad; Mujeres, Políticas de Género y Diversidad; y Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica para poder ampliar la capacidad de demanda de unidades de alojamiento.

Costa y Díaz recorrieron la zona del Astillero Río Santiago en la que se están realizando las tareas de acondicionamiento de los contenedores en el marco del programa de asistencia a las mujeres víctimas de violencia de género, transexuales, travestis, mujeres a cargo de niñas, niños y/o adolescentes en situación de calle, donde se preparan y acondicionan tres containers que servirán como viviendas.

Las tareas se encuentran en la primera etapa, que consiste en reacondicionar cada container (de 36 m2) para que una vez finalizados, puedan utilizarse los tres juntos y que sirvan de vivienda funcional para las víctimas de violencia de género.

En el esquema que fue resuelto, se unirán los tres contenedores con el objetivo de generar una unidad de vivienda en la cual se destine uno para el dormitorio, con capacidad para tres camas,  en otro se montará la cocina y el baño y en el tercero habrá un comedor y estar.

"Es un orgullo ver las tareas que realizan los trabajadores del Astillero en las distintas problemáticas y, en este caso, en lo referido a acompañar a las personas que atraviesan situaciones de violencias por razones de género", sostuvo el ministro Costa luego de realizar la recorrida y observar el avance de las obras que se realizan.

Por su parte, Díaz manifestó que una de sus grandes preocupaciones es "poder garantizar las salidas de las violencias por razones de género".

"Disponer de estas viviendas nos va a permitir facilitar el acceso al hábitat, que junto con el trabajo son prioridades políticas", aseguró.

El presidente del Astillero, Ariel Basteiro, explicó que retomaron los trabajos en el Astillero y ya comenzaron con las tareas en las Lanchas lica y en el buque Eva Perón.

"A a su vez, nos damos tiempo para trabajar con toda nuestra capacidad y respondemos a las necesidades de distintos organismos del Estado, como en esta oportunidad que, por primera vez, trabajamos en un proyecto para dar contención a las mujeres víctimas de violencia", explicó.