El Gobierno nacional, sobre el filo de la prórroga que había conseguido el viernes pasado, aprobó hoy el protocolo sanitario de la Conmebol para que los clubes que jueguen la Copa Libertadores, a partir del 15 de septiembre, no cumplan con la cuarentena obligatoria al entrar en territorio argentino.

Fuentes del Ministerio de Turismo y Deportes confirmaron a NA la resolución adoptada en una reunión celebrada este martes por la tarde en el salón "Mujeres Argentinas" de la Casa de Gobierno, en la que sorpresivamente no hubo "representantes de AFA".

Las mismas fuentes indicaron a Noticias Argentinas que formaron parte de la reunión el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros Ginés González García (Salud), Mario Meoni (Transporte) y Matías Lammens (Turismo y Deportes).

Argentina recibió una prórroga del viernes a este martes a las 18 para dar una respuesta a la Conmebol, al igual que Uruguay, que ya avisó que también aprobará el protocolo en las próximas horas.

Ese protocolo establece que los equipos que lleguen a los países donde tengan que jugar permanezcan en ellos no más de 72 horas, para no realizar los 14 días de cuarentena preestablecidos, algo que estipula el decreto que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, activó el 17 de marzo pasado.

La aprobación final se realizará a través de una decisión administrativa que firmará la Jefatura de Gabinete de la Nación.

El Gobierno ya había autorizado el regreso de los entrenamientos del fútbol de Primera División el 4 de agosto pasado, en un reclamo motorizado precisamente por los clubes que jugarán la Copa Libertadores y no querían dar ventaja deportiva a sus rivales.

El protocolo indica que los entrenamientos deberán darse en grupos reducidos de seis personas y que todos los jugadores deben realizarse un hisopado antes de reiniciar su actividad.

Fuera del ámbito futbolístico, el Gobierno también autorizó la semana pasada la vuelta a los entrenamientos para los deportistas que representan al país en 59 entidades deportivas de diferentes disciplinas.