El brote de la variante Delta de Covid-19 en Córdoba, originado por un viajero que regresó de Perú y no se aisló, derivó en el cierre de escuelas en la capital por los familiares que mantuvieron contacto con el caso original. 

Las instituciones permanecerán aisladas preventivamente por 48 horas mientras se realizan los testeos y el seguimiento epidemiológico. Hasta el momento, 17 personas fueron detectadas con la nueva cepa hay más de 160 aislados.

Hasta 15 años de prisión

El hombre de 62 años que llegó de Perú es investigado por una fiscalía provincial de oficio por incumplir la normativa sanitaria y podría ser condenado con hasta 15 años de prisión. "Hay que determinar si actuó con negligencia porque sabía que era positivo y podía propagar la enfermedad, o si sólo violó el aislamiento porque no sabía que era positivo", señalaron fuentes judiciales a NA.

En esta línea, el fiscal federal Maximiliano Hairabedián precisó que "el simple hecho de no cumplir con las medidas de la autoridad tiene una pena de 6 meses a dos años, pero la figura de contagiar y propagar la enfermedad peligrosa tiene una pena de 3 a 15 años de prisión".

Hasta el momento, la investigación pasa por la Unidad Fiscal de Emergencia Sanitaria (UFES), pero evalúan elevarlo a una instancia federal. 

"Tiene una penalidad más grande porque es más grave la conducta. La persona tiene que saber que es portadora o representarse que puede serlo. No hace falta que sea positivo, basta que se represente. Pero si no importa y uno sale y 'que pase lo que pase', esa actitud de desprecio hace que se configure como un dolo eventual", explayó el fiscal. 

Cierre de escuelas

El Ministerio de Educación de Córdoba informó este viernes del cierre preventivo de escuelas a causa de los contactos que tuvo el hombre contagiado con la variante Delta recién llegado de Perú.

Hasta el momento se notificó el cierre de dos escuelas estatales, una privada y una municipal, pero el seguimiento epidemiológico en la ciudad determinará si deben aislar preventivamente a otros centros educativos. 

"Entre las acciones dispuestas por parte del área de Epidemiología de la cartera sanitaria se ha indicado aislamiento de burbujas y testeo de toda la comunidad educativa, desinfección de espacios y aislamiento estricto de contactos estrechos", agregó el comunicado.

Más de 160 personas aisladas

Las autoridades sanitarias manifestaron su preocupación ante los hasta ahora 17 casos confirmados y más de 160 personas aisladas. Además, esperan el resultado de los testeos realizados en las últimas horas para saber si el número de contagios de la nueva cepa asciende. 

En esta línea, la secretaria de Prevención y Promoción de la Salud de Córdoba, Gabriela Barbás, resaltó la importancia de la vacunación como principal herramienta contra la variante Delta: "Es altamente transmisible, superior a lo que son otras variantes, por lo tanto es importante seguir instando a la población para que se vacune para evitar el desarrollo de un cuadro grave o fatal".

"Las personas con diagnóstico positivo son asintomáticas o muy leves, justamente porque tienen la vacuna", explicó en base a quienes cuentan con la primera dosis.

Origen del brote en Córdoba

El portador del virus de la variante Delta arribó al Aeroparque Jorge Newbery, proveniente de Lima (Perú), con test negativo antes del vuelo el pasado 19 de julio. Una semana después, el 26 de julio, el hombre de nacionalidad peruana se realizó el testeo protocolar correspondiente y dio positivo. 

Tras la investigación epidemiológica, se identificó que el caso tuvo contacto con familiares no convivientes durante el período que debió guardar aislamiento, y que a partir de entonces se detectaron 14 casos positivos en familiares asociados hasta el momento, que hasta el momento ascendió a 17.

Por tal motivo, las autoridades del  Ministerio de Salud realizaron la denuncia penal en la Unidad Fiscal de Emergencias Sanitarias (UFES) para el inicio de las acciones legales correspondientes, y para determinar la responsabilidad y posible violación de la cuarentena por parte del viajero involucrado.