La provincia de Córdoba quedó sumida en un escándalo político (¿y sexual?) en los últimos días, cuando trascendió un aparente gasto de 259 millones de pesos hecho por las autoridades locales en concepto de "semen", que generó un pedido de explicaciones de parte de la oposición.

En las últimas horas se supo que el Ministerio de Salud provincial cargó, el 31 de marzo pasado, una partida de gastos por 259 millones de pesos para la compra de "semen" mediante el denominado Fondo Covid, utilizado para combatir la pandemia.

El ítem fue publicado en el Portal de Transparencia y fue detectado por dos legisladoras opositoras, María Rosa Marcone (de Encuentro Vecinal) y Cecilia Irazuzta (de la Coalición Cívica), que elevaron un pedido de informes acerca del gasto.

"¿Es semen humano o animal? En el último caso ¿de qué animal? ¿Para qué fin se utilizó? ¿Quién lo proveyó? ¿Qué cantidad se compró? ¿Qué enfermedad epidémica se previno y/o se atendió con este producto?", son algunas de las preguntas que las diputadas provinciales incluyeron en su pedido, según el sitio local La Voz de Córdoba.

Las polémica creció cuando se supo que la partida del gasto fue quitada luego, el lunes por la mañana, del Portal de Transparencia.

La explicación del gobierno de Córdoba por la compra de semen

El pedido de informes de la oposición motivó que el gobierno provincial tuviera que salir a dar explicaciones por la curiosa partida de gastos.

El encargado de dar la cara fue Alejandro Gauto, secretario de Coordinación del Ministerio de Salud cordobés. "Fue un error de carga, estamos esperando a ver qué pasó", aclaró el funcionario en declaraciones al canal El Doce.

Según explicó Gauto, lo que sucedió es que a última hora del miércoles 31 de marzo, previo a los feriados, un empleado cargó ese gasto por "error administrativo".

Este error fue detectado al día siguiente por la mañana "e inmediatamente se procedió a la correción del sistema", agregó el empleado público de Salud. Por ese motivo, la partida desapareció de los registros del Portal de Transparencia el pasado lunes a primera hora.

Gauto especificó que el gasto de 259 millones de pesos "no se realizó de ninguna manera". "Esta plata no tiene expediente de respaldo, no se gastó", agregó. 

"¿Quiso hacer un chiste el empleado?", le preguntaron. "Eso es lo que estamos investigando, estamos esperando el descargo formal del empleado, para determinar si fue un error o un chiste", respondió Gauto.

Al haberse dado de baja la partida, el pedido de informes de las legisladoras opositoras fue inmediatamente archivado por las autoridades.

Ahora, resta saber si todo fue causado por una broma de un empleado aburrido o si hubo algo más grave detrás.