La Ciudad Autónoma de Buenos Aires ( CABA) superó los dos indicadores que estableció el Gobierno nacional por medio del decreto 4/2021 para dar paso al toque de queda sanitario.

Según precisó el texto publicado en el Boletín Oficial el viernes, se cataloga como "aumento de riesgo" aquellos escenarios epidemiológicos que presenten "razón" e "indicencia" por encima de valores recomendados. 

 

Así de acuerdo al último informe sanitario del Ministerio de Salud, CABA duplicó el primer índice (2,2) y triplicó el valor de la tasa de incidencia (563). Además, este martes los nuevos positivos porteños dejaron atrás el pico de contagios de coronavirus registrado en la primera ola, al reportarse 1.558 pacientes afectados por la pandemia en las últimas 24 horas. 

Coronavirus: Cómo se miden los indicadores

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, junto a la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, detalló los lineamientos de la normativa acordado luego de la reunión que mantuvo el presidente Alberto Fernández con el conjunto de los gobernadores.

"Razón es cuando el cociente entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados acumulados en los 14 días previos, sea superior a 1,20, es decir, que los casos aumentan un 20% de una quincena a la otra, mientras que incidencia es cuando el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100 mil habitantes, sea superior a 150", explicó el funcionario. 

Toque de queda sanitario en la Ciudad

CABA adhirió de forma parcial al toque de queda sanitario por coronavirus recomendado por el Gobierno nacional. 

Desde el lunes a las 0 se volvió a inhabilitar el funcionamiento de las actividades no escenciales en horario nocturno, con la posibilidad de retomar el normal desarrollo a partir de las 6. 

"En primer lugar, no vamos a avanzar con ninguna restricción a la circulación. Porque no creemos que esa sea la mejor solución en este momento epidemiológico y social. Queremos cuidar a las pymes y cuidar el trabajo de la gente en un año tan difícil", explicó el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, durante la conferencia de prensa desde la sede de Gobierno en Parque Patrícios.

Los valores que miran las autoridades porteñas, junto con los indicadores recomendados por Nación, son el número R y la ocupación de camas en Unidades de Terapia Intensiva (UTI)

"Por otro lado, el R (cantidad de personas que pueden contagiar a otras) está en 1.05 y la ocupación de camas de terapia intensiva del sector público se encuentra en 28%", amplió el titular de la cartera de Seguridad porteña.

El último informe confirma estos parámetros: las camas ocupadas en el sistema de Salud público de carácter "graves" asciende a 31,1%, "moderados" al 17,6% y "leves" en 7,4%.