Con la aparición del coronavirus, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan no realizar viajes si no es necesario, pero en el último tiempo con la aplicación de las vacunas a nivel mundial, los consejos comenzaron a demostrar una mayor flexibilización. 

¿Qué sucede en un avión a la hora del vuelo?

Mediante una infografía dinámica, The New York Times, invita a entender qué es lo que sucede con la circulación del aire en la cabina. A pesar de los avances a nivel mundial en la vacunación, las nuevas variantes del Covid-19 pusieron en duda y en alerta la seguridad de los vuelos. 

La mayoría de los aviones poseen un modelo de pasillo único, que se mantiene respirando constantemente la mezcla de aire fresco y recirculado del ambiente. En los vehículos, el aire ingresa desde los conductos del techo (se encuentra debajo del equipaje de mano), y se vuelve a aspirar por medio de las rejillas de ventilación que se encuentran cercanas a los pisos. 

La mitad del aire que se aspira se libera del avión y la otra mitad se filtra y finalmente se envía de regreso a la cabina.

Forma de circular del aire en un avión

En la infografía publicada por el Times, que se puede ver en el enlace, se podrá observar la simulación de más de 2 millones de partículas de aire para entender cómo fluye el aire dentro de la cabina y cómo los elementos virales potenciales pueden representar un riesgo.

Según indicaron los expertos, el aire se actualiza aproximadamente cada dos o tres minutos, lo que es relativamente unos segundos más rápido que lo que sucede en las tiendas de comida o demás espacios de interiores. 

Con este estilo de sistema, el aire se cabina nuevo y existente se mezclan de manera uniforme, con el fin de poder minimizar las bolsas de aire que podrían volverse viciadas o persistir durante demasiado tiempo. 

Protección en los vuelos 

A pesar del cambio de aire y el uso obligatorio de barbijo en los vuelos, no significa que los vuelos sean completamente seguros. ¿Qué sucede cuándo una persona estornuda?

Mientras los lados soplan desde las paredes laterales, las partículas se encuentren en movimientos hacia el pasillo, donde finalmente terminan de combinarse con el aire de la fila opuesta. 

Los expertos indicaron que no todas las partículas tienen el mismo tamaño, por lo que no todas contienen materia viral infecciosa. En el caso que los pasajero cercanos no lleven tapabocas, incluso en un corto plazo para comer, el aire que fue expulsado del estornudo podría aumentar sus posibilidades de inhalar partículas virales. 

En el caso que varias personas estornuden en distintas partes del avión, el sistema se encuentra preparado para que el aire de circulación mantenga el contenido en unas solas filas. 

Los aviones tienen un diseño especial, en el que el sistema de ventilación es parte integral del funcionamiento. El sistema se encuentra impulsado por los motores que impulsan al avión, que se encuentra aspirandos constantemente aire exterior que luego se presuriza y acondiciona para controlar la temperatura.

Presurización del aire 

En los aviones, la presurización del aire cumple un papel clave, ya que a una altitud de crucero es delgado, bueno para volar rápido, pero el aire no es escelente para proporcionar oxígeno para respirar. 

Luego de que el aire entra en el avión y se acondiciona, sube por las tuberías ascendentes hasta los conductos del techo que ayudan a distribuir el aire en la cabina.  En las horas que dura el vuelo, el aire que se encuentra en la cabina se succiona periódicamente a través de dos filtros "HEPA" y se dirige hacia un colector debajo del piso, donde se mezclan el aire fresco y recirculado.

En la infografía se destaca que los sistemas de ventilación varían ligeramente entre los fabricantes de aviones, pero la mayoría tienen métodos de filtración y recirculación similares.

Además, los expertos en el tema, indicaron que cuando se extrae el aire de la cabina, la parte que no se recirculará sale de la parte trasera del avión a través de unaválvulaque ayuda a ajustar constantemente la presión de la cabina.

En los detalles de la nota de The New York Times se aclara que según los expertos en enfermedades infecciosas "el potencial de exposición puede ser tan alto, si no mayor, cuando las personas están en la terminal, sentadas en los restaurantes y bares del aeropuerto o pasando por la línea de seguridad".