La Argentina ya superó la barrera de los 6 mil casos de coronavirus. Esta mañana, el Ministerio de Salud informó que el total llegó a 6.034 personas con diagnóstico positivo, mientras que hasta ahora han muerto 305 pacientes.

En las últimas horas se confirmaron 5 nuevas muertes. De esta forma, la tasa de letalidad entre los casos positivos es de 5%, y por cada millón de habitantes es de 6,7.

Por otra parte, 1.837 personas ya se recuperaron de la enfermedad, y 164 están en terapia intensiva.

El virus sigue avanzando en el territorio argentino: de los más de 6 mil casos, 930 (15,4%) son importados, 2.668 (44,2%) son contactos estrechos de casos confirmados, 1.765 (29,3%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica. Así, más del 73% de los contagios se dieron en el país, por contacto con pacientes o dentro de la propia comunidad.

Desde el inicio del brote se realizaron 85.158 pruebas diagnósticas para Covid-19, lo que equivale a 1.876,7 muestras por millón de habitantes. La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, celebró que se está dando una "mayor descentralización" del análisis de las pruebas en todo el país.

Respecto a la nueva extensión de la cuarentena obligatoria, hasta el 24 de mayo inclusive, remarcó la importancia de tener en cuenta la diferente situación epidemiológica de cada lugar, según la cantidad de habitantes y los casos que tengan.

Sobre aquellos distritos con menos de 500 mil habitantes, recordó que rigen los requisitos del decreto anterior para flexibilizar el aislamiento. "Con el tiempo de duplicación de casos de más de 15 días, la autoridad sanitaria puede autorizar actividades, los gobernadores la autorizan con el ok de la autoridad sanitaria, y se informa al Ministerio de Salud de la Nación con un monitoreo permanente".

Sin embargo, recordó que siempre cabe la posibilidad de que "algún alerta o llamado de atención" pueda generar que se detenga la actividad habilitada o que el distrito deba retroceder a una etapa más rígida de la cuarentena.

Salvo en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), aquellas ciudades con más de 500 mil habitantes deben tener un tiempo de duplicación de casos de al menos 25 días para poder habilitar más actividades, y el proceso de autorización es el mismo que el antes descripto. En ellas, por la densidad poblacional, es especial el cuidado que debe tenerse para evitar un brote del virus.

En el caso del AMBA, "que nuclea el número más alto de casos confirmados y el número más alto de habitantes", Vizzotti remarcó que "cada actividad se irá autorizando de forma individual", en un trabajo conjunto entre las autoridades municipales, provinciales y nacionales.

Vizzotti recordó que en esta etapa el transporte público intra e interurbano "está destinado específicamente para el personal esencial", por una "lección aprendida de varios países que han tenido inconvenientes en la reapertura, o antes, del aislamiento social".

Durante esta fase de la cuarentena, el DNU explica que "se puede movilizar un máximo del 75% de las personas", aunque "eso no quiere decir que tenga que llegar al 75, sino que es el máximo de actividad permitida", sostuvo.

Las salidas de esparcimiento serán reguladas por cada autoridad distrital, y continúan las licencias laborales para personas con factores de riesgo, indicó la funcionaria.

Además, respecto a las industrias que fueron habilitadas con este nuevo decreto, indicó que cada una "debe reiniciarse con protocolos, que han sido trabajados con las empresas, el Ministerio de Producción y la revisión del Ministerio de Salud de la Nación", las cuales pueden cambiar según sea necesario, y son monitoreadas en forma constante.

"Cada persona que inicie las actividades debe cumplir con las recomendaciones", enfatizó Vizzotti. Esto implica que "la persona que reinicie la actividad no tenga factores de riesgo, definir que si vive con alguna persona que tiene factores de riesgo al llegar a casa pueda extremar las medidas de precaución, y evaluar y trabajar en la prevención de las personas que salen a trabajar y viven en barrios con condición de hacinamiento".