El coronavirus en Argentina ya tiene un total de 77.815 casos y 1.523 muertes, mientras que 28.531 personas lograron recuperarse de la enfermedad y 676 pacientes con Covid-19 están internadas en unidades de terapia intensiva.

De esta forma, 47.761 pacientes tienen la infección en curso. El 7,8% de los casos totales son trabajadores de la salud, mientras que la tasa de letalidad descendió a 1,9%, ya que debido al aumento de casos, la cantidad de personas fallecidas por coronavirus representa un porcentaje menor.

La forma de contagio por transmisión comunitaria es cada vez mayor, mientras que desciende el porcentaje de afectados por casos importados o contactos estrechos: casi la mitad de las personas se contagiaron de forma tal que no se puede hacer un seguimiento de casos, ya que se perdió la ruta que hizo el virus al circular libremente en la comunidad.

Sólo 1,4% de los casos son importados, 35% son contactos estrechos de otros casos confirmados, y 46,6% son casos de circulación comunitaria. El resto se encuentra en investigación epidemiológica.

El porcentaje de personas internadas con Covid-19 en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) tuvo un leve descenso hasta llegar a 90,8% (hace unas semanas eran más del 95%). El 51,4% de las camas de terapia intensiva de todo el país están ocupadas, y el 57,7% en el AMBA, números que, por el contrario, han subido.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, volvió a destacar que Argentina es uno de los tres países de todo el continente americano con menor incidencia y mortalidad por coronavirus. "Todo este trabajo que se está realizando ha tenido su impacto positivo", resaltó.

Sobre el aislamiento social, preventivo y obligatorio, enfatizó que permitió "el fortalecimiento del sistema de salud en función de camas, el entrenamiento del equipo de salud y equipamiento, y el entrenamiento como sociedad para poder emprender las salidas y excepciones, y retomar actividades en forma cuidadosa".

También recordó que más del 85% de los departamentos del país se encuentran en una reapertura programada y progresiva, con "reactivación de la actividad económica" y distanciamiento social, "donde inclusive se han reanudado las reuniones de personas en pequeños grupos".

En cambio, en las áreas de AMBA, Chaco, General Roca en Río Negro, y el aglomerado urbano de la ciudad de Neuquén, continúa "este esfuerzo para disminuir la transmisión viral", ya que son las áreas con transmisión comunitaria del virus.

"En la última semana, la única provincia que no ha confirmado nuevos casos es La Pampa. Provincias donde tenían hace más de 14 días la ausencia de nuevos casos, y en Catamarca, donde todavía no había ninguno, se han presentado casos a través de migraciones de transportistas o migraciones internas", aclaró la funcionaria.

Por eso, continúa el trabajo articulado en las provincias y el dispositivo Detectar en AMBA y Chaco.

Ayer fueron realizados 6.756 nuevos test en todo el país, y desde el inicio del brote se realizaron 406.210 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 8.951,9 muestras por millón de habitantes.

El número de casos descartados hasta ayer es de 258.801 (por laboratorio y por criterio clínico/ epidemiológico), informaron en el reporte diario.

Las principales franjas etarias afectadas de los casos registrados corresponden a personas de entre 20 y 59 años, siendo la edad promedio de 36 años, mientras que la edad mediana de las personas fallecidas es de 75 años.