Referentes del barrio popular Padre Mugica, conocido como Villa 31, afirmaron que el Estado "llegó tardísimo" al lugar para atender la pandemia de coronavirus (Covid-19) y advirtieron que para la semana próxima se espera el triple de infectados, que este lunes ya supera las 850 personas.

Sofía González, una de las referentes del barrio, que tiene varios sectores sin agua corriente, reclamó hoy que se tomen las "medidas correctas" en medio de la pandemia del coronavirus, ya que "hay muchas vidas por salvar".

Tras la muerte por contagio de Covid-19 de otros dos referentes del barrio situado en la zona porteña de Retiro, de la vocera de la Garganta Poderosa, Ramona Medina, y del coordinador del comedor "Estrella de Belén", Víctor Giracoy, González, en diálogo con el programa "Ruleta Rusa" que conduce Nancy Pazos por FM Rock & Pop, advirtió que el Estado "llegó tardísimo" al Padre Mugica para prevenir la pandemia.

Aseguró que las organizaciones del barrio ya había pedido medidas preventivas varias semanas antes del 20 de abril, cuando se conoció el primer caso de coronavirus en el lugar, "pero la respuesta llegó recién el 30".

González señaló que las ONGs pedirán que se decrete "la emergencia sanitaria, alimentaria y habitacional".