La carrera de la búsqueda por la vacuna contra el coronavirus (Covid-19) se está produjendo en varios países del mundo con un tiempo estigamado de eficacia para fin de año. Por otra parte, un estudio realizado por un grupo de científicos con otra mirada, pertenecientes al Hospital Mount Sinaí de Nueva York y la Universidad Hebrea de Jerusalén señalaron que un medicamente puede lograr erradicar al SARS-CoV-2 para evidar que se propague en los pulmones. 

La investigación ya atravesó su etapa experimental en laboratorio y ahora comenzarán a hacer ensayos clínicos en seres humanos que estén infectados por la enfermedad. Luego de estas pruebas, el profesor Ya'acov Nahmias y del Dr. Benjamin tenOever del Sinaí revelaron que la droga aprobada por la FDA, Fenofibrato (Tricor), podría reducir la capacidad del SARS-CoV-2 para reproducirse o incluso hacerlo desaparecer.

Los pulmones son uno de los órganos más afectado por el coronavirus 

Para que se puede comprender un poco la investigación que los expertos están realizando,  Nahmias explicó al Jerusalem Post que "los virus son parásitos". "No pueden replicarse a sí mismos. No pueden crear nuevos virus. Tienen que entrar en una célula humana y luego secuestrarla", enfatizó. 

Los dos científicos se pasaron los últimos tres meses estudiando al covid-19 y su comportamiento. En este tiempo, descubrieron que el coronavirus evita la quema rutinaria de carbohidratos, lo que resulta en la acumulación de grandes cantidades de grasa dentro de las células pulmonares, una condición que el virus necesita para reproducirse.

Con esta nueva información, Nahmias señaló que con los nuevos resultados ahora se podría explicar por qué los pacientes con altos niveles de azúcar y colesterol en las sangre suelen tener un riesgo particularmente alto de desarrollar del Covid-19. 

Frente a este contexto, el equipo revisó entonces un panel de ocho medicamentos ya aprobados que posiblemente podrían interferir con la capacidad del virus para reproducirse. Con el Tricor, la sustancia utilizada por los expertos, descubrieron que las células comenzaron a quemar grasa. El resultado terminó siendo que el virus desaparecia casi por completo en solo cinco días de tratamiento. 

Nahmias dijo que hay una fuerte indicación de que el experimento es altamente repetible en varios laboratorios del mundo. El equipo está avanzando en los estudios con animales en Nueva York y espera acelerar los estudios clínicos tanto en Israel como en los EE.UU. en las próximas semanas, ya que el medicamento ya ha demostrado ser seguro.

Hasta la fecha, Argentina cuenta con un total de 106.910 personas contagiadas con el coronavirus, entre las que más de 57 se encuentra en estado activo. El número restante se divide entre las 1983 personas fallecidas y los otros pacientes se recuperaron de la enfermedad.

A nivel mundial, por otro lado, el número de casos superó la barrera de los 13,5 millones, entre los cuales hay más de 5,1 millones de infectados activos. Se recuperar más de 7,8 millones de pacientes, pero fallecieron más de 583 personas debido a la pandemia en todo el planeta.