La autopista que une Córdoba con Villa Carlos Paz se encuentra interrumpida al tránsito vehicular en ambos sentidos debido al humo que desciende del incendio forestal que se está desarrollando en la zona montañosa de Malagueño, contra el cual trabajan 90 efectivos de bomberos para combatirlo, indicaron fuentes provinciales.

El director de Defensa Civil, Diego Concha, precisó a Télam que son bomberos de 15 cuarteles los que luchan contra las llamas en ese sector de la provincia, y que cuenta con el apoyo de dos aviones hidrantes y dos helicópteros del Plan provincial del Manejo del Fuego, a los que se suman desde la autopista camiones sisterna y autobombas.

De esta manera “se está cortando el flanco izquierdo que es el que baja hacia la autopista, ha habido mucho humo realmente en el lugar y se sigue trabajando”, añadió el funcionario.

Además, Concha consideró que “las condiciones meteorológicas hasta el viernes van a ser de muy alto riesgo de peligro de incendios forestales, porque ya tenemos temperaturas en ascenso, baja humedad y fuertes vientos en el lugar”.

Asimismo, el titular de Defensa Civil comentó que se están desarrollando otros incendios en la provincia, como un foco en la jurisdicción de Villa Dolores en la zona de Los Cerrillos, y otro que se registra desde hace unos minutos en la zona de Alta Gracia, sobre los que Concha dijo: “Vamos a estar atentos lo que resta del día”.

Por su parte, la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil de Córdoba informó este miércoles que el viento será moderado a regular del sector norte con ráfagas fuertes, que las temperaturas se posicionarán en valores superiores a los de la época y los valores de humedad serán muy bajos.

A medida que se desarrolla el inccendio, la dirigencia rural cordobesa denunció un “incendio intencional” en un campo ubicado en la localidad de Oliva. Asimismo, señalron que el terreno pertenece al vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Gabriel de Raedemaeker, y pidió a las autoridades competentes “defender la propiedad privada”.

Según la denuncia, en la jornada de ayer se registró un “incendio intencional” de 30 hectáreas de maíz y 5 hectáreas de trigo en la localidad de Oliva, en el departamento Tercero Arriba, cuyo predio pertenece a Raedemaker, y el siniestro “no parece un hecho al azar, sino que se asemeja a un ataque artero”.

En consecuencia, el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Javier Rotondo, manifestó su “enérgico repudio a estas acciones delictivas" y exhortó "al Gobierno nacional y a las autoridades judiciales que asuman las responsabilidades que les corresponden para defender la propiedad privada”.

Cartez, entidad que nuclea a asociaciones rurales primarias de las provincias de Córdoba, La Rioja y Catamarca, sostuvo que es creciente la ola de delitos en los campos con “roturas de silobolsas y el constante abigeato”, y aseveró que “es hora de frenar los delitos contra la propiedad privada”.

“Esta escalada es por demás preocupante y desde Cartez reclamamos a las autoridades competentes acciones decididas para acentuar los controles, identificar a los responsables y hacer justicia”, insta el comunicado de la entidad que tiene base en Córdoba.

El lunes último, CRA había emitido un comunicado para denunciar el “creciente número de casos de roturas de silobolsas en distintos lugares del país", y consideró que esto está "estrechamente vinculado a un odio ideológico hacia el campo".