Un estudio italiano reveló que los anticuerpos que neutralizan el Covid-19 permanecen en la sangre durante al menos ocho meses después del contagio. Hasta el momento, se aseguraba que la protección contra el coronavirus duraba sólo de tres a cuatro meses según la investigación que llevó a cabo la Universidad de Toronto el año pasado.

El trabajo realizado por la Unidad de Evolución y Transmisión Viral del Hospital San Raffaele de Milán en colaboración con el Instituto Superior de Salud (ISS), el organismo que asesora al Gobierno de Italia en materia de salud pública, sostuvo que esto se da independientemente de la gravedad de la enfermedad, la edad de los pacientes o la presencia de otras patologías.

"La presencia de anticuerpos, aún si disminuyen con el tiempo, es muy persistente", sostuvo el estudio que indicó que en ocho meses después del diagnóstico, sólo tres pacientes de 162 estudiados no daban positivo en la prueba de anticuerpos.

Los investigadores italianos consideraron que la presencia temprana de esos anticuerpos es "fundamental para combatir con éxito el contagio, ya que aquellos que no los producen en las dos primeras semanas después del contagio tienen un mayor riesgo de desarrollar formas graves de Covid-19".

Además, participaron del estudio, investigadores del Instituto de Investigación en Diabetes del Hospital San Raffaele, quienes desarrollaron un test específico para los anticuerpos utilizando técnicas empleadas para el estudio de otro tipo de anticuerpos desarrollados como respuesta auto-inmunitaria.

Cuánto duran los anticuerpos contra el Covid: estudios previos

Hasta el momento, la investigación de un grupo de científicos del Instituto de Investigación Lunenfeld-Tanenbaum de Sinai Health y de la Facultad de Medicina Temerty de la Universidad de Toronto prevalecía: a principios del año pasado sostuvieron que los anticuerpos del coronavirus duraban al menos tres meses después de que una persona se infecte con el virus.

Para la investigación, que publicaron en la revista científica ‘Science Immunology’,  utilizaron muestras de saliva y de sangre de pacientes con Covid-19 para medir y comparar los niveles de anticuerpos durante más de tres meses después de la aparición de los síntomas.

De este modo, descubrieron que los anticuerpos de la clase IgG que se unen a la proteína de punta del SARS-CoV-2 son detectables durante al menos 115 días, lo que representa el intervalo de tiempo más largo medido. El estudio fue el primero en mostrar que estos anticuerpos también pueden ser detectados en la saliva.