El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, encabezó el lanzamiento del Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (Renatep), con el objetivo de articular herramientas que permitan a ese sector acceder a programas de empleo, seguridad social y capacitación.

"Los proyectos tienen más fortaleza cuando crecen de abajo hacia arriba y tienen una fuerza social atrás. Y eso es lo que sucede con el Registro", subrayó Arroyo.

Y detalló que el objetivo es tener "un registro masivo, que vaya sumando instrumentos de crédito, apoyo y acompañamiento y que sea un trampolín para construir un nuevo derecho".

De la presentación también participaron el secretario de Economía Social, Emilio Pérsico; las secretarias de Inclusión Social, Laura Alonso; y de Articulación de Política Social, Erika Roffler; el secretario general de la UTEP, Esteban "Gringo" Castro; la secretaria de Integración Socio Urbana del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, Fernanda Miño; el director nacional de Abordaje y Gestión Socio Administrativa de Programas de la Economía Social y Popular, Pablo Chena, el diputado nacional Juan Carlos Alderete (CCC) y representantes de organizaciones sociales.

Pérsico consideró que se trata de "un primer paso para reconocer a esos trabajadores, y luego seguir desarrollando otras herramientas de formalización, en dónde puedan acceder a facturar a través del monotributo productivo, a una obra social y seguir por un camino ascendente para garantizar todos los derechos que tiene que tener un trabajador".

Por su parte, Castro remarcó que "cuando en el Estado existe preocupación por los más humildes, se puede avanzar en las cosas que hay que hacer, como este Registro".

El Registro estará disponible a partir de hoy en la web del Ministerio, tiene una primera instancia de inscripción on line y una segunda presencial, e incluye una herramienta de geolocalización.

Podrán anotarse trabajadores y trabajadoras mayores de 18 años que crearon su propio trabajo a partir de sus saberes y oficios en unidades productivas individuales o colectivas que están caracterizadas por estar inscriptas en relaciones asimétricas en el ámbito financiero, comercial o fiscal.

La Secretaría de Economía Social estiman que podría alcanzar a 4,5 millones de trabajadores de la economía popular, entre ellos vendedores ambulantes, feriantes o artesanas; cartoneras y recicladores; pequeñas agricultoras y agricultores; trabajadores sociocomunitarios; trabajadores de la construcción, infraestructura social y mejoramiento ambiental, pequeños productores manufactureros, entre otros.