El Gobierno creó un registro para que aquellas personas que se encuentran realizando la cuarentena en una provincia diferente a la de su domicilio puedan volver a sus hogares en la provincia de Buenos Aires. Así, los varados internos podrán sacar un certificado que les permitirá circular durante 96 horas.

El Registro para el Regreso al Domicilio Habitual, creado mediante una resolución conjunta de los Ministerios del Interior y de Transporte de la Nación, aplica sólo para residentes de la provincia de Buenos Aires que estén varados en distintos puntos del país y necesiten regresar a sus domicilios.

Este registro está destinado a que las provincias o distritos "puedan requerir a las autoridades de su lugar de residencia habitual el respectivo permiso, que a su vez lo transmitirán al Gobierno nacional para extender la autorización", explicaron desde la cartera de Transporte.

El permiso rige para poder utilizar automóviles particulares, con una vigencia de 96 horas, pero la medida no tiene plazo de vencimiento. Hace algunas semanas ya se había dispuesto un permiso para el regreso al domicilio habitual, pero en ese caso la medida había tenido una vigencia de pocos días. Ahora, el plan de regreso no tendrá límite, sólo que el certificado que saque cada persona para circular durará 96 horas.

La resolución, comunicada hoy en el Boletín Oficial, establece que los funcionarios responsables "deberán establecer si autorizan que un vehículo se traslade hasta el punto donde está la persona solicitante para buscarla y así poder regresar, o si deberá exclusivamente contar con un vehículo en el mismo lugar donde esté cumpliendo el aislamiento".

A partir de hoy, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires deberán realizar el registro e informar diariamente sobre las personas que autorizan a circular, y en base a esto solicitar la emisión del "Certificado para el Regreso al Domicilio Habitual" para quienes lo requieran.

La ministra de Gobierno, Teresa García, será la encargada de prestar conformidad o desestimar las solicitudes de traslado excepcional que realicen las personas y de informarlo a Jefatura de Gabinete nacional.

Quienes provean datos falsos en las declaraciones juradas recibirán sanciones "sin perjuicio de las denuncias penales que correspondan efectuar para determinar la eventual comisión de delitos de acción pública".

La decisión fue tomada ante la extensión de la vigencia de la cuarentena, ya que "se entendió necesaria la implementación de medidas para habilitar el regreso a sus lugares de residencia habitual a aquellas personas que pudieran trasladarse con vehículos particulares".

Por otro lado, jefe de Gabinete del Ministerio de Transporte, Abel De Manuele recordó que para el funcionamiento del transporte público en sintonía con las recomendaciones de distanciamiento social, "se garantizó la mayor cantidad de unidades posible", así como "el 100% de las unidades ferroviarias".

"En aquellas circunstancias donde hubo situaciones de fuerza mayor, como el caso del ferrocarril Sarmiento, se incorporaron unidades especiales de transporte de colectivos para garantizar la distancia de todos los trabajadores y personas que utilizan el servicio", indicaron desde la cartera.

Además, desde hoy "se volvió a incorporar el servicio de transporte de personas a través de la oferta libre, que son las combis o minibuses. Ese servicio también tiene como finalidad esencial no que las personas lo utilicen masivamente, sino garantizar la distancia entre las personas que vayan en las unidades para evitar el contagio".

Por esto, en la resolución que permite el funcionamiento de las combis se estipuló que deben circular con un máximo del 60% de su capacidad de ocupación. A su vez, "las personas que lo utilicen deben llevar el respectivo permiso, deben tratar de llevar las ventanillas bajas", así como llevar tapabocas, y las empresas deben retirar todo tipo de tela de cortinas o similares para "evitar situaciones de contagio".