Cuando el entonces presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, anunció en 2016 el plan de préstamos hipotecarios, varios economistas alertaron que, en un país con alta sensibilidad inflacionaria, los deudores corrían riesgo de ver incrementada con fuerza su cuota mensual. 

A tres años de aquel anuncio, todos los pronósticos pesimistas se cumplieron: la inflación acumulada provocó un salto exponencial en el valor de la unidad de referencia para calcular la cuota a pagar, que provocó que se modificara el monto y que se debieran extender los plazos. La devaluación potenció los efectos negativos.

Según un estudio realizado por el Centro de Estudios de Política Argentina (CEPA), la Unidad de Valor Adquisitivo ( UVA) pasó de los $14,05 a los 33,97 en mayo, es decir, acumuló un incremento de más de 140%.

Esos números tienen historias personales detrás. En un informe realizado por el microprograma "Cómo Seguimos" que se emite los jueves por Crónica HD, los testimonios de tres familias damnificadas.

Laura González junto a su marido frente a su casa. 

"Hace dos años tuvimos la oportunidad a través de créditos hipotecarios UVA comprar esta casa, nosotros tomamos un crédito a 20 años y nos dieron aproximadamente dos millones de pesos, hoy por hoy le debemos al banco 3 millones y medio. Comenzamos pagando 11 mil 200 pesos de cuotas y este último mes 22.700 pesos", reveló Laura González, docente.

Silvia Serrichio, jubilada, explicó: "El problema de estos préstamos es que hay una cláusula de letra muy chiquita donde te indexan el capital y la cuota. Lo que era para nosotros cumplir el sueño se convirtió en una pesadilla. Realmente nos cambió la vida".

Para Silvia, el crédito se convirtió en una pesadilla. 

"¿Cómo seguimos? Poniéndole fuerza. Nosotros no podemos esperar porque hay familias que se van a quedar en la calle, sin su techo. Pedimos que paren las ejecuciones, que congelen el capital. No puede ser que yo deba más de lo que me prestó el banco", agregó.

Celeste Basile, que vive con su pareja y sus dos hijos en una casa que adiquirió con el préstamo UVA, señaló: "Cuando sacamos el crédito lo hicimos con un dólar a 17. A medida que pasó el tiempo fue subiendo la moneda estadounidense, subía el UVA. Y a nosotros nos subía el crédito. Eso nunca jamás nos dijeron que iba a ser así. Conclusión, al banco le pedimos tres millones y le estamos debiendo cuatro".

Celeste sacó el crédito con un dólar a 17. 

"Producto de todo esto, tuve que dejar de comprar primeras marcas que antes consumía. Me habría encantado tener más hijos y ahora no lo puedo ni pensar. Tener que decirle a mi nene que no le puedo festejar el cumpleaños es tristísimo. No es que no queremos pagar la cuota, la queremos pagar. Pero que sea considerable, que nos deje vivir", finalizó. 

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos