Una larga lista de cuentas verificadas de  Twitter de personalidades políticas, del mundo del espectáculo y empresarios de Estados Unidos fueron hackeadas el pasado miércoles y se publicaron en ellas mensajes de una evidente estafa para conseguir bitcoins, la famosa moneda virtual.

Entre los hackeados se destacan el expresidente Barack Obama, su vicepresidente y actual virtual candidato presidencial opositor, Joe Biden, los magnates tecnológicos Bill Gates y Elon Musk, la empresa Apple, el exalcalde de Nueva York y empresario de medios Michael Bloomberg y el matrimonio de famosos, el rapero Kanye West y Kim Kardashian.

Sin embargo, a pesar de haber utilizado los usuarios de personas importantes a nivel mundial, los estafadores de Twitter solo consiguieron 13 Bitcoin en total, tal como lo menciona Emi Melker en su tuit:

Hackeo Twitter y solo conseguir 13 bitcoins 

El hackeo masivo de la red social que perjudicó a varios usurios, fue una de las peores brechas de ciberseguridad hasta la fecha. Llevando a que decenas de cuentas de grandes personalidades de los negocios y la política fuesen hackeadas.

Ahora bien, quizá justamente lo masivo de este ataque fue lo que hizo que el mismo fuese tan inefectivo. Pues, al utilizar las cuentas de personas como el candidato presidencial Joe Biden, o el CEO de Amazon Jeff Bezos. Los hackers inmediatamente encendieron las alarmas de la cripto comunidad. Quienes hicieron oídos sordos ante la propuesta de los hackers de duplicar todos los Bitcoins enviados a una dirección específica.

El resultado final del ataque fue bastante decepcionante en términos monetarios para los atacantes. En consiguiente, al revisar las operaciones realizadas en la dirección de Bitcoin que utilizaron para estafar a usuarios del cripto mundo. Podemos notar que la misma solo recibió la cantidad de 12,86 Bitcoin, equivalente a cerca de 117.000 dólares. Lo que llevó a la esposa de Scott Melker, Emi Melker, a cuestionarse si toda esta operación valió la pena:

“Los hackers solo han obtenido 13 BTC hasta ahora, ¿valió la pena todo esto?”.