Una familia de cuatro miembros en la Ciudad de Buenos Aires debió ganar más de $67.780 en agosto para no caer por debajo de la línea de pobreza, un 1,85% más que el anterior. A su vez, tuvo que contar con $104.966 para integrar la clase media y $35.700 para no caer en situación de indigencia.

Los datos se desprenden de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad. Sin embargo, es importante remarcar que el cálculo no incluye en los gastos al alquiler de la vivienda, lo que elevaría los recursos necesarios para revistar en cada uno de los estratos sociales.

Según el organismo estadístico porteño, en agosto, una familia compuesta por una pareja de 35 años, "ambos económicamente activos y propietarios de la vivienda", con dos hijos varones de 9 y 6 años, requirió de estos ingresos para estar ubicado en cada uno de los estratos:

  • En situación de indigencia: hasta $35.700,08.
  • En situación de pobreza no indigente: entre $35.700,09 y $67.780,28.
  • No pobres vulnerables: de $67,780,29 a $83.973,09.
  • Sector medio frágil: entre $83.973,10 y $104.966,37.
  • Sector medio "clase media": entre $104.966,38 y $335.892,39.
  • Sectores acomodados: $335.892,40 o más.

La desaceleración de los aumentos

En consonancia con los últimos meses, debido a la desaceleración de los aumentos en los precios de los alimentos, las canastas de indigencia y pobreza subieron en agosto menos que la de clase media, un proceso a la inversa de lo que se observa en la medición interanual.

La Canasta Básica Total (CBT), que determina los límites de la pobreza, aumentó el 1,85% en agosto. Mientras que la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que marca el tope de la indigencia, superó el 1,02%. Mientras la Canasta Total (CT), que en diferentes proporciones delimita a la clase media y a los sectores medio frágil y acomodados, subió un 2,47%

En los tres casos, el incremento fue menor a la inflación esperada para el mes a escala nacional que esta tarde dará a conocer el Indec. A su vez, el organismo nacional dará a conocer los valores de pobreza e indigencia el próximo jueves 16 de septiembre. 

Sin embargo, en la medición de los últimos doce meses, el aumento fue mayor para los sectores indigentes (52%) que para los pobres (47,56%) y los de clase media (47,07%). En este caso, el mayor aumento para el estrato de indigencia se debió a que los alimentos en particular (especialmente la carne) y los bienes en general tuvieron incrementos superiores a los servicios