La reconfiguración impuesta por la pandemia y el aislamiento preventivo tienen impactos que afectan con características particulares a niños, niñas y adolescentes. Los estados emocionales que están manifestando estos grupos etáreos están siendo seguidos de cerca por especialistas y son mirados con preocupación. Unicef Argentina realizó una segunda fase de un relevamiento lanzado en abril y que ahora, repetido en los mismos hogares en julio, revela algunas tendencias que se acentuaron.

Las y los adolescentes reportan sentirse angustiados, preocupados o deprimidos en este contexto. En total, 36% de las y los adolescentes entrevistados presenta algún sentimiento negativo. El 24,7% se siente asustado/a, el 26,8% se siente angustiado/a (cifra que marca más de un 70% de aumento con respecto a abril) y el 11,2% se percibe deprimido/a, salto del 78% respecto al informe anterior.

“Nos preocupaba al inicio y nos preocupa más ahora. Hay un incremento de más de 70 puntos en angustia y depresión”, destacó Sebastián Waisgrais, Especialista en Inclusión Social de UNICEF al presentar esta segunda parte de la “Encuesta de Percepción y Actitudes de la Población. Impacto de la pandemia COVID-19 y las medidas adoptadas por el gobierno sobre la vida cotidiana”, que se compartió junto a una actualización de las proyecciones de pobreza infantil.

La encuesta consultó acerca de aquellas cuestiones que más les están costando del aislamiento. Más del 70% indicó que le cuesta no verse con sus amigos, la mitad no salir, no ir a la escuela, estar encerrado, no poder estar al aire libre o realizar actividades que antes sí hacían (como deportes, actividades culturales, militancia, talleres, etc), entre otras. De todas formas, el 95% de la población adolescente considera que las medidas son necesarias.

“Me parece algo importante que nos están comentando y que aumentó desde abril. Un poco lo que se conversa es sobre el efecto acumulativo de una situación que se está haciendo más larga y con un horizonte un poco incierto sobre lo que a ellos les interesa más”, indicó la Representante de UNICEF Argentina, Luisa Brumana. En tanto, Olga Isaza, Representante Adjunta del organismo en Argentina destacó: “Una de las preocuciones centrales de Unicef en este momento es el acompañamiento al ministerio de Salud para la definición de un Plan Nacional de Salud mental. Han venido trabajando en esta materia y nosotros hemos insistido para que haya un capítulo específico dirigido a niños niñas y adolescentes. Es un tema central que debería ocupar la agenda pública en los siguientes meses”.

Respecto a los más chicos, se observa que casi la mitad de los hogares con niños/as de hasta 6 años manifiestan que los niños/as han sufrido alteraciones con las comidas en el tiempo que se lleva de cuarentena. El 46% alteraciones del sueño y, finalmente, el 16% de los niños/as presentan problemas de comunicación.

En cuanto a las salidas recreativas, las reacciones de los niños y niñas fueron distintas y diversas. Mientras que el 61% reaccionó con agrado, el 38% lo hizo con asombro y atención. Asimismo se ha relevado que un 10% de niños/niñas se opusieron entre moderada y firmemente a la salida. Además, la encuesta permitió analizar la situación de las salidas en el ámbito de CABA y conurbano. En ambos espacios la gran mayoría de los hogares que las hicieron destacaron el impacto positivo en los niños/as:  75% en CABA (llega al 80% en hogares con menores de 6 años) y 96% en conurbano

Los peligros de la virtualidad

Uno de los aspectos medido por primera vez y que arroja una alarma respecto a los adolescentes es el tema de la exposición a discriminación o maltrato, cyberbullying, situaciones de violencia o pornografía. El 73% de los adolescentes refiere estar más tiempo frente a las pantallas desde que comenzó la cuarentena y el 17% de los adolescentes manifiestan haber sufrido alguna de estas situaciones.

La prevención de riesgos en línea un tema en el que Unicef ya viene trabajando con distintas campañas y conversatorios. Se busca sensibilizar a los chicos para que puedan detectar el problema y pedir ayuda.  

Otra preocupación revelada por el informe, en el ámbito de salud, es que en el caso de la población en cuarentena estricta, se observa que el 27,7% de los hogares no han podido llevar adelante los controles de salud y vacunación de sus hijos e hijas, situación que constituye una alarma importante con relación al derecho a la salud de niñas y niños. En los casos de hogares localizados en villas o asentamientos estos valores ascienden al 31%. De todas formas, los datos indican que con la flexibilización el 40% ya retoma los cuidados.

Más notas de

Paula Boente

Vacaciones en pausa

Vacaciones en pausa

The Third Day: una isla donde nada es lo que parece

The Third Day: una isla donde nada es lo que parece

Manos a la obra: cómo calcular cuánto cuesta construir una casa

Manos a la obra: cómo calcular cuánto cuesta construir una casa

Micro series, criptomoneda y gaming: tres tendencias en una plataforma

Micro series, criptomoneda y gaming: tres tendencias en una plataforma

Masticar, en formato virtual

Dolli Irigoyen

Vida en verde: pasión por la jardinería

Vida en verde: pasión por la jardinería

"Vida perfecta": fallan los planes pero quedan las amigas

"Vida perfecta":  fallan los planes pero quedan las amigas

Lejos: un viaje cósmico y emocional a Marte

Lejos: un viaje cósmico y emocional a Marte

Mujeres al volante: buscan achicar la brecha de género en las apps de movilidad

Mujeres al volante: buscan achicar la brecha de género en las apps de movilidad

Laura Frulla: "Hay mucho interés en la información que aporta el Saocom"

"Hay mucho interés en la información que aporta el Saocom"