La Legislatura porteña tratará hoy la ley de adhesión de la Ciudad de Buenos Aire a la llamada Ley Micaela, que establece una capacitación obligatoria en temáticas de género y violencia contra las mujeres de todas las personas que integran los tres poderes del Estado.

El proyecto del diputado Leandro Halperín, del bloque Evolución, contempla que la Ciudad se sume a los distritos que ya adhirieron a la ley nacional sancionada en diciembre del 2018 por el Congreso y voceros de la Legislatura aseguran que "saldrá aprobada".

La norma, que recibió ya la conformidad de una decena de provincias, debe su nombre a Micaela García, quien fue secuestrada, violada y asesinada en abril de 2017 en Entre Ríos, cuando tenía 21 años.

Y contempla la puesta en vigencia de un programa nacional de capacitación obligatoria en género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñan en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los tres poderes del Estado -judicial, legislativo y ejecutivo-. "La ley nacional apunta a un cambio cultural y a transformar la política", sostuvo Halperín.