Twitter suele ser un ámbito de discusiones poco amistosas, en donde las chicanas valen más que los argumentos. Esta vez, la pelea se dio entre dos personajes conocidos de la red social: la modelo y actriz Luciana Salazar y el diputado Fernando Iglesias. Lo que sí resultó más novedoso fue la cantidad de frases subidas de tono que incluyó.

El intercambio de piedras se dio el lunes por la noche. "Me dicen que con mucha inteligencia un pais muy poderoso le esta pasando facturita al gobierno", dijo primero Salazar, que suele dar a conocer información privilegiada a través de su cuenta.

Aunque no dio mayores referencias, su tuit se dio luego de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, destacara que en su país no existe una "vacunación secreta", en plena visita de Alberto Fernández al país latinoamericano y cuando el Gobierno intenta dejar atrás el escándalo por los "vacunados VIP" en el Ministerio de Salud.

De cualquier manera, Fernando Iglesias, conocido por su tono provocador, arremetió contra la vedette: "Si era con mucha inteligencia, no te preocupes. No hablaban de vos, Luciana", le contestó al citar su tuit.

A partir de allí, la discusión escaló, no solo en términos dialécticos sino también en el inusitado tono sexual que adquirieron las respuestas de cada uno.

"Cómo te calientan mis tweets, Fernandito. Que me subestime un diputado tan mediocre como vos es un halago. Decime tontita que me excita", respondió Salazar.

El diputado del PRO no se quedó callado. "Puede ser. Es lo único que me calienta de vos. Y tampoco son tuyos", chicaneó a la modelo, que en más de una ocasión fue acusada de publicar tuits "dictados" por su ex pareja, el economista Martín Redrado, aunque ella lo desmintió en numerosas oportunidades.

Por último, Salazar cerró el intercambio con una nueva ironía sobre el contenido sexual del tuit de Iglesias, y, a su vez, le refregó al diputado lo que gastó en viajes al exterior utilizando los pasajes provistos por el Congreso.

En 2019, Iglesias quedó en el centro de la polémica por ser el diputado que más dinero gastó de los pasajes que le corresponden como diputado en viajes al exterior. Entre febrero de 2018 y agosto de 2019 visitó ocho ciudades: Roma, Madrid, Nueva York, Viena, Ginebra, Budapest, Bruselas, Tokio, Brasilia y Montevideo.