El productor de cine estadounidense Harvey Weinstein fue encontrado culpable de abuso sexual por un jurado de Nueva York, en lo que es la primera condena contra el afamado cineasta tras la catarata de denuncias en su contra por parte de mujeres de esa industria desde 2017. Los abogados defensores aseguraron que van a apelar.

Según consignó la cadena de noticias estadounidense CNN, Weinstein fue declarado culpable de cometer un acto sexual criminal en primer grado contra la ex asistente de producción Miriam Haley y violación en tercer grado contra la actriz Jessica Mann.

Sin embargo, el beneficio de la duda razonable fue aplicado para el caso de la actriz Annabella Sciorra, otra víctima, y también de violación en primer grado en relación con Mann. El productor fue acusado de dos cargos de agresión sexual depredadora, un cargo de violación en primer grado, un cargo de violación en tercer grado y un cargo de acto sexual criminal en primer grado.

El magnate de los medios enfrenta una sentencia de hasta 25 años de prisión.

Haley acusó a Weinstein de haberla forzado a tener sexo oral el 10 de julio de 2006 en su departamento de Soho; Mann afirmó que Weinstein la violó en marzo de 2013 en el hotel DoubleTree de Midtown; y Sciorra dijo que el productor la violó en 1993.

El caso Weinstein fue el primero de renombre y tras el cual se creó el movimiento #MeToo y su consecuente Times Up, mediante los cuales actrices desnudaron el acoso y abuso sexual que se vive dentro de Hollywood.

El abuso de poder, el acoso y las violencias sexuales y de género habituales en la industria del entretenimiento y silenciadas por décadas quedaron al descubierto generando uno de los mayores escándalos de la historia de Hollywood, a partir de la exhaustiva investigación del New York Times. Los testimonios de actrices como Ashley Judd y Rose McGowan en la investigación del Times, junto a otros que se conocieron más tarde, como los de la mexicana Salma Hayek, Asia Argento, Gynewth Paltrow, Angelina Jolie, y Roxana Arquette, entre muchas, pusieron de manifiesto la violenta conducta privada de uno de los poderosos de Hollywood.