Una antigua comisaría de Puerto San Julián, en Santa Cruz, lugar donde ocurrieron algunos de los sucesos más destacados de la "Patagonia Rebelde" hace un siglo, fue demolida este martes pese a ser declarado el mismo día como "Monumento Histórico Nacional".

En ese viejo edificio policial, que quedó demolido casi por completo, los soldados del coronel Héctor Benigno Varela detuvieron a los huelguistas rurales en 1921.

El emplazamiento había recibido el máximo estatus de protección nacional a través de Decreto 809/2020, firmado por el presidente Alberto Fernández y publicado en el Boletín Oficial este martes.

El edificio estuvo casi desde siempre en manos privadas y en el mes de septiembre, fue adquirido por el Colegio María Auxiliadora, que pretende hacer un gimnasio para la institución.

El edificio fue escenario de las huelgas obreras de 1920

Anoticiada de la demolición, la Mesa Provincial de las Huelgas santacruceña denunció que el colegio no había presentado los planos ni el proyecto para la obra.

La secretaria de Estado de Derechos Humanos de Santa Cruz, Nadia Astrada, anunció que esta semana se desarrollaría una reunión para la aprobación de reconocimiento como monumento histórico del sitio, lo que daría lugar a la creación de un museo en el lugar.

Las huelgas de trabajadores rurales de comienzos del siglo XX fueron narradas en el libro "La Patagonia Rebelde", del periodista Osvaldo Bayer: la historia luego tuvo su versión cinematográfica con la participación de Luis Brandoni.

Semanas atrás la Comisión por la Memoria de las Huelgas de 1920-1921 de Río Gallegos, comenzó una campaña para impedir la demolición de la ex comisaría de Puerto San Julián.

Mediante una declaración que publicaron en las redes sociales, la comisión, fundamentó la importancia de reivindicar la memoria de los peones huelguistas de 1920 y 1921. Consideran que la antigua comisaría debe ser considerada como “Patrimonio Histórico”, de uno de las masacres obreras mas cruentas del movimiento obrero en la Patagonia. Pero un instituto educativo privado, compró la antigua comisaría para demolerla y construir allí un gimnasio.

La comisaría y la huelga obrera de 1920

La importancia del edificio resalta en los hechos ocurridos antes, durante y luego de las huelgas de 1920-1921:

  • José Font estuvo detenido allí en 1916.
  • En la Ex Comisaría fueron fusilados los peones huelguistas Francisco Nodokoski y Miguel Neke
  • En el mismo lugar estuvieron alojados muchos de los huelguistas que se rindieron entre diciembre de 1921 y febrero de 1922.
  • El 17 de febrero de 1922 estuvieron detenidas allí Consuelo García, Ángela Fortunato, Amalia Rodríguez, María Juliache y Maud Foster