Facebook, la red social que se transformó en una multinacional que pregona la libertad de expresión y la inclusión de todas las personas que incursionen en sus distintas plataformas, volvió a verse salpicada por acusaciones de censura. En este caso fue por una función que implementó Instagram —propiedad de la empresa que fundó Mark Zuckerberg— para limitar el "contenido delicado" dentro de la red social. Aunque en la teoría parece buena, la herramienta limita el trabajo de muchos artistas, que denunciaron que están perdiendo visualizaciones a causa de esto. 

El problema radica en que la categoría de "contenido delicado" es excesivamente amplia, por lo que recae nuevamente en un eterno problema de Facebook y sus plataformas: la falta de control. Según las "Pautas de Recomendación" de Instagram, se considera un contenido sensible a:

  • Contenido que promueve el uso de productos legales, como el alcohol, el tabaco o diferentes tipos de medicación.
  • Contenido que muestra actos violentos (el contenido gráficamente violento no está permitido en la plataforma).
  • Contenido sexualmente explícito o sugerente, como puede ser la difusión de imágenes de usuarios con ropa transparente o lencería.

Sin embargo, existen agujeros y grises. Las obras de desnudos de algunos artistas no son consideradas ofensivas por ciertos usuarios, que sí consideran como "delicado" la demostración de armas o drogas. Sin embargo, el filtro no distingue entre unos y otros y, por tanto, bloquea todo junto como si se tratara de lo mismo. 

Las quejas no tardaron en llegar. Phillip Miner, artista y creador de la revista de hobby queer Natural Pursuits que se dedica al arte homosexual, escribió en una publicación: "Durante las últimas 24 horas, he tenido muchas conversaciones con artistas y otros creadores que están increíblemente frustrados por tener su trabajo oculto. Por el contrario, las personas se sienten frustradas porque no pueden encontrar el contenido que quieren ver".

Al artista se sumaron cientos de cuentas, en su mayoría profesionales, que explicaban lo perjudicial de la herramienta para su trabajo. Desde cuentas de "armas y capitalismo" o trabajadores sexuales hasta la industria del cannabis o el tatuaje se pusieron en pie de guerra contra Instagram en busca de rechazar la "censura" que este filtro ejerce sobre su labor y difusión. 

Paradójicamente, la visión de Instagram es totalmente distinta a la de los profesionales. Según explicaron a The Verge, los creadores de contenido no deberían preocuparse ya que el filtrado original —previo a la función lanzada la semana pasada— se mantiene, por lo que, en ese sentido, su alcance no cambió. Además, un portavoz de la empresa se animó a sugerir que algunos usuarios podrían incluso ver un aumento en la visibilidad debido a este cambio si las personas optan por permitir contenido más sensible en su página Explorar.

El cambio "no tendrá ningún impacto" en lo que los usuarios ven en su feed o en las Historias, "donde continuaremos mostrándoles publicaciones de las personas que siguen", declaró el portavoz de Instagram al medio citado. 

Una función demasiado amplia, pero limitada a algunos

Además del escándalo por la censura que no distingue entre armas, desnudos, drogas o tatuajes, algunos usuarios alertaron que la herramienta no está disponible de igual manera para todos. La intención original era que cada cuenta tenga la opción de limitar el contenido que aparece en la sección Explorar de las siguientes maneras:

  • Limitar: dejar la configuración predeterminada
  • Permitir: ver más
  • Limitalo más: ver menos 
Las nuevas funciones de Instagram

¿Qué pasó? Esas tres opciones están disponibles para todos los usuarios de Instagram y, en alguno de los casos los usuarios solo encontrarán las opciones de "Limitar" (la predeterminada) y "limitarlo más".

Así, no existe posibilidad de elegir la opción de permitir/ver más para que Instagram funcione como antes de la implantación de este cambio, limitando aún más la posibilidad de que algunos profesionales puedan visibilizar su trabajo como lo venían haciendo y haciendo más difícil la posibilidad de llegar a nuevos usuarios. 

Cómo desactivar el control de contenido delicado en Instagram

Es necesario seguir los siguientes pasos: 

  1. Ir a tu perfil de Instagram
  2. Seleccionar el ícono de las tres líneas paralelas horizontales.
  3. Tocar la opción de Ajustes
  4. Hacer click en la sección de cuenta y seleccionar la opción de "limitar contenido sensible".
  5. Llegados a este punto aparecerá un menú con dos o tres opciones. En algunos casos, tan sólo estarán disponibles las opciones de "Limitar" y "Limitarlo más". En ese caso, no se podrá eliminar el control de contenido delicado de Instagram. Sin embargo, si además de esas opciones te aparece una de "permitir", deberás seleccionarla para dejar sin efecto el control de contenido delicado.
  6. Al hacerlo, Instagram advierte a los usuarios: "podrías ver más fotos o vídeos que pueden ser molestos u ofensivos".