Aplicaciones, equipamiento médico o insumos sanitarios fueron creados o desarrollados por las universidades nacionales de todo el país como respuesta urgente frente a la pandemia de coronavirus, claros ejemplos de conocimiento puesto al servicio de la sociedad.

Enmarcado en un programa de extensión de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp), un grupo de ingenieros en alimentos produce prepizzas fortificadas con pescado, que son donadas a comedores que asisten a sectores vulnerables. En el norte del país, docentes y estudiantes de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu) conformaron un grupo de investigación para analizar, a través de una encuesta anónima, "el consumo familiar alimentario en la provincia durante el estado de emergencia actual".

Por su parte, un equipo de investigadores de la Universidad Nacional del Sur (UNS) de Bahía Blanca desarrolló una aplicación web que permite relevar y monitorear 46 indicadores claves para un adecuado manejo de la pandemia como la cantidad de camas, respiradores, guantes, mascarilla y alcohol. También ahí, "Para Ayudar" es el grupo de empresarios, médicos e investigadores que desarrollaron un módulo simplificado de internación (MSI).

En tanto, integrantes del IPATEC, Conicet y la Universidad Nacional del Comahue elaboraron "CoronaTips", una documentos públicos para una alimentación consciente y saludable en cuarentena. En tanto, cinco ingenieros egresados de Universidad Nacional de Rosario desarrollaron el DARPAS, un artefacto móvil y controlado en forma remota, que usa radiación ultravioleta para eliminar el 99% de virus de cualquier ambiente.

También en esa región, un equipo de científicos de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y del Conicet trabaja en el desarrollo de proteínas recombinantes para el uso en vacunas que puedan prevenir el coronavirus. Un prototipo de respirador artificial fue creado en la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) y la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC). Es un equipo de ventilación mecánica automatizado con tecnología accesible en todo el país.

En Córdoba, el gobierno provincial habilitó un centro de donación de plasma destinado a tratamientos de coronavirus ubicado en el Hospital San Roque Viejo de la capital provincial. El plasma obtenido se usará para el tratamiento de pacientesy para la fabricación de inmunoglobulinas enriquecidas, que se hará en el Laboratorio de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

En Ríos Negro, la empresa estatal Alta Tecnología (ALTEC) desarrolló una aplicación llamada "Circulación RN", que permite a los usuarios autogestionar sus solicitudes de permisos de circulación y a los inspectores realizar ágilmente verificaciones en la vía pública.

Finalmente, el ingeniero tucumano Alejandro Alascio creó unas cápsulas para el traslado de pacientes en aislamiento con sospecha de coronavirus, un elemento que permitirá cubrir las necesidades de los profesionales más expuestos. Tiene diferentes aberturas para el manejo de la vía aérea, administración de suero y la realización de reanimación cardiopulmonar (RCP) en caso de necesidad.