Científicos del Conicet La Plata descubrieron que unas alineaciones de piedras en el sitio arqueológico El Shincal de Quimivil, a 5 kilómetros de la localidad catamarqueña de Londres, están vinculadas a fechas rituales y festivas de los incas.

El trabajo, presentado en las V Jornadas Interamericanas de Astronomía Cultural de Perú, lo realizó un equipo liderado por el investigador Marco Antonio Giovanetti, de la Facultad de Ciencias Naturales de La Plata, quien se propuso interpretar el significado de varias intervenciones espaciales consideradas sagradas.

A partir de vestigios materiales, crónicas antiguas y testimonios actuales de comunidades indígenas sobre los conocimientos del cielo y de los astros que tenían los pueblos del pasado, los expertos del Conicet analizaron esa ciudad construida y habitada por los incas entre los años 1450 y 1536.

En ese sitio, hallado en 1901, se conservan unos 110 edificios de piedra diseminados en una superficie de 21 hectáreas, con una gran plaza central cuadrada de 175 metros de lado y en el medio una "ushnu", una plataforma de piedra que usaban gobernantes y sacerdotes para presidir ceremonias.

"El Shincal era uno de los centros ceremoniales más importantes del sur, pero no todos los sitios eran iguales en el imperio. Dentro de las ruinas hay una serie de cerros bajitos, de 25 o 30 metros, y en uno de ellos quedaron vestigios de prácticas ceremoniales y observaciones solares", explicó Giovannetti.

Lo investigadores detectaron "dos líneas rectas formadas con bloques pequeños de rocas que apuntan a dos direcciones: un observador en el extremo de ambas líneas podía saber mirando hacia el horizonte por donde iba a salir el sol en la semana del 21 de junio, Inti Raymi, fiesta muy importante para los incas".