Un grupo de paleontólogos halló más de 100 huevos de dinosaurio fosilizados en la provincia de Santa Cruz. El descubrimiento se produjo en Laguna Colorada, donde en la década de 1970 se encontraron crías de Massaurus patagonicus.

Según estimaciones, los huevos tendrían alrededor de 192 millones de años y pertenecen a esta misma especie que habitó en la Patagonia argentina hace más de 200 millones de años.

Luego del hallazgo, se realizó un criterioso control sobre los huevos a través de pruebas con rayos X del ESRF de Grenoble. Las mismas determinaron que había huesos de dinosaurio dentro.

Diego Pol, paleontólogo del Museo Paleontológico Egidio Feruglio, aseguró que "no sólo era una colonia de nidificación, sino que estos animales pasaban buena parte de su existencia juntos". "Tenían una estructura social bastante completa", afirmó en un reporte de la revista Scientific Reports.

Los Massaurus patagonicus pertenecen a la familia de los sauropodomorfos, caracterizados por tener cuello largo. Este tipo de dinosaurio también fue encontrado tanto en Sudáfrica como en Estados Unidos, por ejemplo.