El intendente de  Necochea, Arturo Rojas, confirmó este sábado elevó la solicitud al gobierno provincial para que a partir de la próxima semana se habiliten nuevas actividades económicas y deportivas, y así generar un "ingreso progresivo a la Fase 5".

“Hace varias semanas que estamos en Fase 4, por lo que si conseguimos el aval de la Provincia, nos permita ir abriendo alguna cafetería, en determinados horarios, la gastronomía y alguna actividad deportiva más”, subrayó el jefe municipal. 

En relación al plazo estimado, Rojas adelantó que "sería el 21 de julio", tal como lo estipula el protocolo. 

"Venimos conversando con ministros bonaerenses, como el jefe de Gabinete Carlos Bianco, y la ministra de Gobierno, Teresa García, que de manera excepcional nos permitan entrar de manera progresiva. Se podría ir probando protocolos de cafeterías y algo de gastronomía, siempre con los cuidados necesarios y que no sea de golpe el día 21”, detalló el intendente bonaerense. 

Rojas resaltó también que el paso hacia una nueva fase "tiene que ir de a poco, viviendo esta nueva normalidad e ir aprendiendo y conviviendo con el virus, ya que hay que ser muy responsables porque cada decisión que uno toma puede afectar a los vecinos”.


El municipio del sur bonarense vio afectada su baja incidencia del Covid-19 a principio de junio, tras el rebrote y posterior circulación local del virus como consecuencia de un baby shower en el que participaron vecinos que habían tenido contacto con personas que viajaban desde el área metropolitana, foco de contagio a nivel nacional. 

Con 23 positivos, y más de 120 aislados, la ciudad balnearia retrocedió a la fase 1 de la cuarentena.