Científicos mexicanos desarrollaron un método que permite detectar, a través del llanto de los bebés, si tienen problemas de sordera, asfixia o incapacidad para eliminar la bilirrubina, que genera la acumulación de tejidos y fluidos en el cuerpo.

El sistema, creado por investigadores del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica con apoyo de expertos y los gobiernos de Bélgica, Italia y Cuba, se puede aplicar desde los primeros seis meses del bebé y permite diagnosticar "con una precisión de hasta un 95 por ciento", reportaron.

"Se trata de un programa basado en modelos computacionales inteligentes que procesan el llanto del bebé", informó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El proyecto comenzó con la captura de muestras de llanto de bebés con sordera a través de grabaciones, y luego se individualizaron rasgos acústicos para elaborar patrones informáticos.

Los científicos trabajan ahora para ampliar su estudio y saber si se puede diagnosticar autismo en niños prematuros, adelantaron.