Agentes de la Policía de la Ciudad detuvieron por la mañana en el barrio de San Telmo a un ciudadano chino que violó la cuarentena obligatoria por el coronavirus para poder jugar al Pokémon Go. El aislamiento Social Preventivo y Obligatorio dicatado por el presidente Alberto Fernández comenzó a regir desde el 20 de marzo. 

El ciudadano de 28 años fue arrestado en la calle Piedras al 700 por las fuerzas de seguridad que patrullan la ciudad. No tenía permiso para circular.

El juego Pokémon GO consiste en capturar en las casas y en las calles a los diferentes personajes de la popular serie homónima.