Este domingo 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre. En contexto de cuarentena, la cantidad de personas que donan este recurso fundamental para cualquier hospital o clínica llegó a bajar un 80%, pero ya se logró recuperar el 50% "el déficit que se venía sufriendo".

En Argentina, se necesita que al menos tres por ciento de la población done sangre para "poder contar con stock suficiente en los bancos de sangre", según explicó hoy Susana Pisarello, de la Dirección de Sangre y Medicina Transfusional, durante el reporte diario sobre la situación Covid-19.

Apenas un 20% de los donantes habituales se acercaban a los bancos de sangre al principio de la cuarentena, lo cual tuvo "un gran impacto en todo el sistema de hemoterapia", señaló Pisarello.

La donación es un procedimiento totalmente seguro a pesar de la pandemia, y en este contexto se implementaron medidas adicionales, como la distribución de turnos para evitar aglomeramientos, los permisos especiales de circulación para los donantes, y el "estricto cumplimiento de las normas de bioseguridad".

"La Argentina busca el 100 por ciento de donación voluntaria y habitual", dijo Pisarello, y agregó que donar sangre dos veces al año "nos asegura que el donante este libre de enfermedades de transmisión por transfusión".

Ayer, el Ministerio lanzó la campaña "Es amor lo que sangra", con el apoyo de los integrantes de "Soda Stereo", Charly Alberti y Zeta Bosio, ya que la frase pertenece a la canción de la banda "Lo que sangra".

¿Por qué se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre el 14 de junio?

Esta fecha se origina en homenaje al día del nacimiento de Karl Landsteiner, descubridor de los grupos sanguíneos y fue fijado por la Organización Mundial de la Salud para concientizar sobre la importancia de la donación.

En nuestro país, a causa de la escasez de donantes, en 2002 se creó el Plan Nacional de Sangre ya que sólo el tres por ciento de la donación era voluntaria y la mayor parte era de carácter familiar o de reposición.

Sin embargo, en 2019, esa cifra llegó al 40 por ciento, lo que permitió asegurar "cantidad, calidad y oportunidad", según los datos informados hoy por el ministerio de Salud. 
En Argentina se registran anualmente 1.400.000 donaciones.