Los animales que viven en la calle o permanecen gran parte del día en ella están expuestos a sufrir lesiones graves por atropellos, maltrato, hambre, frío, soledad y a contraer un gran número de enfermedades. Aunque algunos pueden sobrevivir por varios años, otros fallecen debido a tristes circunstancias.

En el país, hay aproximadamente 6 millones de perros sin hogar. Una cifra que, lamentablemente, continuará en ascenso mientras la sociedad no tenga en cuenta la importancia de la adopción y la venta de perros continúe realizándose de forma indiscriminada.

Por esta razón, cada 23 de septiembre se celebra el Día Mundial del Perro Adoptado, una celebración que nace con la intención de concientizar a la población sobre el abandono de animales domésticos y la importancia de adoptar perros en vez de comprarlos.

La llegada de un animal al hogar es un acontecimiento que requiere de la adaptación tanto del animal a la nueva casa, como del grupo familiar al nuevo integrante. Para ello, es imprescindible adquirir información antes de adoptar una mascota, ser responsables, organizados y prever los cambios que serán eventualmente necesarios, de modo de asegurar el bienestar a largo plazo del animal y una convivencia o adopción responsable, exitosa y feliz.

Día Mundial del Perro Adoptado: cosas que se deben considerar antes de adoptar una mascota

Con el fin de promover la tenencia responsable y los cuidados pertinentes para su bienestar, MSD Salud Animal comparte algunos aspectos que deben considerarse antes de adoptar un animal de compañía:

1. Compromiso a largo plazo

Un perro puede vivir de 12 a 17 años, según su tamaño, raza y cuidados. Por ello, es importante pensar en el futuro y considerar todas las acciones para brindarle una vida feliz y saludable. Es necesario recordar que, de ahora en adelante, el animal será un miembro más de la familia.

2. Los gastos que implica tener un animal de compañía

El costo total varía dependiendo de la edad de la mascota, raza, etcétera; sin embargo, es muy importante considerar todo lo necesario para asegurarle un estilo de vida saludable: visitas periódicas al Médico Veterinario, vacunación, esterilización, desparasitación interna y externa, accesorios, juguetes, alimento, estética y tratamiento en caso de alguna enfermedad.

3. Dedicación y tiempo

Existen actividades que dependen exclusivamente del responsable de mascotas y es fundamental destinar un par de horas al día para salir a pasear, jugar, bañarlos, visitas al Médico Veterinario, limpieza del lugar donde habita, limpieza diaria de comederos y bebederos, además de alimentarlo y servirle agua fresca todos los días.

4. Adaptar la casa a la mascota

Crear un espacio seguro para el perro, de manera que no tenga acceso a productos tóxicos (incluyendo algunas plantas decorativas) y objetos delicados. Así como seleccionar el lugar en donde se encontrará su comedero, su cama y en donde hará sus necesidades fisiológicas.

5. Acuerdo familiar

Es importante consultarlo con todas las personas que van a convivir con la mascota y que se tengan en consideración las necesidades especiales de cada uno: puede haber personas alérgicas.

Además, es sumamente importante no saltearse los controles de salud. Para estar protegidos, los perros deben de tener al día su calendario de vacunación, incluso en etapa adulta, y la desparasitación contra pulgas y garrapatas, ya sea en pipetas o collares.

“Para brindarles una buena calidad de vida, los tutores debemos llevar a nuestros animales de compañía al menos dos veces al año para una revisión general con el Médico Veterinario y no solo cuando enferman, así como mantener actualizado su calendario de vacunación, desparasitación interna y externa” afirma Walter Comas, director de la Unidad de Negocios de Animales de Compañía de MSD Salud Animal Región Sur.

“En los cachorros, los calendarios de vacunación se suelen iniciar entre las 6 – 8 semanas de vida. Las vacunas necesarias para proteger a nuestros perros son: Moquillo (Distemper canino), Parvovirosis canina, Hepatitis infecciosa canina, Rabia, Leptospirosis y Tos de las perreras”, agregó.

Un punto muy importante para la relación con los perros es la administración de antiparasitarios, porque muchas de las enfermedades que se dan por causa de parásitos internos y externos como las pulgas, garrapatas, flebótomos y gusanos no solo afectan la salud de los animales, sino que también pueden ser un riesgo para los humanos. Por eso es importante eliminarlos a tiempo y con la ayuda o asesoramiento de un profesional veterinario.