San Valentín es una fecha que se celebra en todo el mundo. Muchos deciden festejar el Día de los enamorados, las marcas aprovechan para lanzar promociones e incentivar el consumo de determinados productos, otros optan por focalizarlo en el amor y la amistad y para otros sirve de reflexión sobre el amor romántico, los vínculos y las relaciones. Sin embargo, ¿cuál es la verdadera historia? ¿Qué pasó el 14 de febrero?

¿Quién fue San Valentín?

Esta festividad, asimilada por la iglesia católica, se remonta al siglo III en Roma, donde un sacerdote llamado Valentín se opuso a la orden del emperador Claudio II (gobernó desde 268 a 270), quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, considerando que los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos "ataduras y vínculos sentimentales".

Valentín, desobedeció el decreto del emperador y comenzó a realizar matrimonios en secreto. Cuando la noticia llegó a oídos de Claudio II, este lo sentenció a muerte por "rebeldía" y pactó esa fecha para el 14 de febrero.

Por ese entonces el catolicismo como religión era perseguido y castigado en Roma, lo que enfureció más a los altos funcionarios del imperio ya que los votos que las parejas juraban en la ceremonia de casamiento eran católicos, justamente bajo el ala de ese sacerdote.

San Valentín no sólo fue un revolucionario que se opuso a las leyes establecidas por el poder romano, sino que ofició de gran evangelizador de jóvenes que en ese momento querían casarse, fuese por "amor" o cualquier otro motivo.

San Valentín como fiesta litúrgica

Años más tarde, la iglesia católica ya como religión oficial de Roma y con el Papa Gelasio I como líder, estableció esa fecha para honrar a San Valentín entre el año 496 y el 498, con el fin de que represente el amor entre humanos  y el primer Día de San Valentín fue el 14 de febrero de 494. La fiesta fue oficial en el catolicismo hasta que el Papa Pablo IV dejó de celebrarlo y finalmente en 1969, el Concilio Vaticano II la eliminó del calendario litúrgico.

Sin embargo, la fecha se popularizó en distintas sociedades al rededor del mundo y es por eso que el Día de los Enamorados tiene sus propias películas, capítulos en series y dibujos animados, libros, obras gráficas y otras piezas artísticas que ayudan a seguir perpetuando esta festividad independientemente de su origen religioso. Además, el mercado ha conseguido hacer de esta jornada un motivo de consumo gracias a la tradición del intercambio de regalos. 

En 2019, las autoridades nacionales decidieron celebrar el Día de los Enamorados con un banner en la Casa Rosada en honor a "Romeo y Julieta", una de las parejas más famosas de la literatura. La imagen del pintor inglés Frank Bernard Dicksee.