El 21 de septiembre se festeja en el hemisferio sur la llegada de la primavera, que es la estación de transición hacia los meses más cálidos. La fecha es el inicio de la "primavera calendario", pero el inicio de la "primavera meteorológica" puede variar y de hecho, este año ya se inició el 1 de septiembre, mientras que la "primavera astronómica" llegará el 22 de septiembre de este año 2022.

Día de la Primavera: 21 de septiembre, fecha de calendario 

Por convención, está establecido que las estaciones comienzan los días 21 cada tres meses (marzo/junio/septiembre/diciembre). En el caso de la primavera, para Argentina y todos los países ubicados en el hemisferio sur, se da inicio el 21 de septiembre. 

En Argentina existe otra particularidad: es el mismo día se festeja el Día del Estudiante, y tradicionalmente los grupos de amigos realizan picnics en plazas y parques con mucha concurrencia de jóvenes (sobre todo los alumnos de establecimientos educativos secundarios y terciarios, porque no tienen dictado de clases ese día). Muchos creen que este festejo está ligado al inicio de la estación primaveral, pero no es así.

Día de la Primavera astronómica y la llegada del equinoccio 

El equinoccio es una efeméride astronómica que sucede cuando el Sol se alinea sobre el plano del Ecuador y sus rayos inciden en él, lo que ocasiona que la noche y el día duren lo mismo en todo el planeta.

De esta forma, la alineación anuncia el cambio de la estación a nivel mundial, pero mientras en el hemisferio sur llega la primavera, en el norte se asoma el otoño.

Si se le pregunta a un astrónomo cuándo es exactamente la llegada de cambio de estación, dará una respuesta exacta y calculada matemáticamente para cada año. Según los cálculos, este año la primavera astronómica comienza el 22 de septiembre a las 22.03 hora argentina, y tendrá una duración de 89 días, 20 horas y 44 minutos.

Proceso de cambio de estación según el hemisferio

El cálculo está relacionado con el momento preciso en el que los rayos del Sol llegan de forma perpendicular a la línea imaginaria del Ecuador, ese instante es conocido como “equinoccio”, (del latín aequinoctium-aequus nocte-, "noche igual"). 

Cuando esto sucede, la duración del día y la noche prácticamente coinciden (12 horas de duración). A pesar de que la palabra equinoccio nos remite a una igualdad, esto no es estrictamente así en todo el globo. Debido al tamaño del Sol respecto a su punto central y a la refracción atmosférica, hay diferencias en la duración del día en diferentes latitudes.

En lo que respecta al plano astrológico, el fenómeno se da cuando el Sol está en el primer punto de Aries o en el primer punto de Libra. Todos los planetas del sistema solar experimentan equinoccios.