Como todos los años, este 21 de septiembre se festeja el Día de la Primavera y el Día del Estudiante. Sin embargo, no será una celebración más: en el contexto histórico que atraviesa el mundo, este 2020 toca vivirlo en medio de una pandemia, por lo que es necesario tomar una gran cantidad de precauciones y evitar situaciones riesgosas que podrían implicar el contagio del coronavirus (Covid-19).

¿Se puede festejar el Día de la Primavera? Lo que se puede hacer y lo que no en cada región del país depende de que esté regida por las normas de aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), con medidas más rígidas por la gran cantidad de casos y transmisión comunitaria del virus, o con distanciamiento social, preventivo y obligatorio (DISPO), que contempla más permisos y habilitaciones.

Muchos distritos debieron retroceder a fase 1 o aplicar restricciones más fuertes debido a la explosión de casos en las últimas semanas, por lo que es necesario revisar en qué situación está el lugar de residencia antes de decidir realizar cualquier tipo de celebración fuera de casa o con personas que no viven en el mismo domicilio.

Además, varias jurisdicciones ya anunciaron que realizarán operativos para que no haya aglomeraciones de personas que puedan implicar riesgos para la salud pública, como en la Ciudad de Buenos Aires, Bahía Blanca, Córdoba, Mendoza, Jujuy y Santa Fe.

Reuniones sociales

Desde fines de agosto están autorizadas las reuniones sociales de hasta 10 personas en espacios públicos o de acceso público al aire libre, siempre que las personas mantengan entre ellas una distancia mínima de dos metros, utilicen tapabocas y se dé estricto cumplimiento a los protocolos de actividades y a las recomendaciones e instrucciones de las autoridades sanitarias".

Para ello, no podrán trasladarse en colectivos públicos, trenes o subtes ni podrán viajar fuera de su partido o departamento de residencia. En ningún caso podrán circular las personas que revisten la condición de “caso sospechoso” ni la condición de “caso confirmado” de Covid-19.

Aún así, la posibilidad de hacer reuniones depende de la decisión final de los gobiernos locales. Por ejemplo, en el conurbano bonaerense sigue prohibido todo tipo de reuniones sociales, tanto en lugares cerrados como abiertos.

En ninguna parte de Argentina está permitida la realización de eventos o reuniones sociales o familiares en espacios cerrados o en domicilios particulares entre personas que no conviven juntas de forma cotidiana.

Espacios permitidos y prohibidos para reuniones sociales

Para los lugares donde rige el ASPO, es decir, donde hay mayores restricciones, están prohibidos los eventos públicos y privados, tanto sociales, culturales, recreativos, deportivos, religiosos y de cualquier otra índole que impliquen la concurrencia de personas.

Tampoco pueden abrir centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios, clubes y cualquier espacio público o privado que implique la concurrencia de personas.

Los lugares donde hay DISPO tienen mayores habilitaciones, pero con cuidados: sólo se pueden realizar eventos culturales, recreativos y religiosos con una concurrencia de hasta 10 personas como máximo. Los mismos deberán realizarse, preferentemente, en lugares abiertos, o bien respetando estrictamente el protocolo que incluya el distanciamiento estricto de las personas que no puede ser inferior a 2 metros, y en lugares con ventilación adecuada.

Además, en lugares con DISPO, no se puede practicar ningún deporte que implique la participación de más de 10 personas o que no permita mantener el distanciamiento mínimo de 2 metros entre los y las participantes, y no pueden abrir cines, teatros, clubes ni centros culturales.

Cuarentena en el AMBA

Para evitar una mayor expansión del virus, en el conurbano bonaerense, el gobernador Axel Kicillof decidió no permitir reuniones sociales ni mesas en los bares, que sí pueden abrir para vender comida para llevar o delivery.

En cambio, en la Ciudad de Buenos Aires, si bien rige el ASPO, las medidas no son tan estrictas. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, habilitó las reuniones sociales en espacios abiertos hasta 10 personas, y autorizó que bares y restaurantes de la Ciudad atiendan con mesas en la vereda y al aire libre, y desde mañana tambien podrán abrir patios y terrazas de los locales gastronómicos.

El Gobierno de la Ciudad desarrollará un operativo especial para el cuidado de las personas en esta fecha. "Los encuentros de adolescentes, amigos, jóvenes, o más grandes en espacios públicos se pueden hacer perfectamente bien hasta redondeles de no más de 10 personas. No es tan complicado, les pedimos que cada uno haga el esfuerzo para cumplir, todavía estamos con mucho casos, esto no ha terminado y el riesgo es importante", señaló el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós.

Durante el 21 de septiembre se mantienen las habilitaciones en patios y terrazas de locales gastronómicos, y los restaurantes y bares podrán poner mesas en veredas para que la gente pueda sentarse y consumir. Las mesas pueden ser ocupadas por hasta cuatro personas inclusive.

El gobierno porteño controlará los puntos de transbordo y lugares de mucha movilidad junto con Defensa Civil, Bomberos, la Policía, agentes de Prevención y Tránsito y voluntarios en los parques y en las adyacencias.

Recomendaciones del Ministerio de Salud

La secretaria nacional de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, enfatizó que por los festejos del 21 de septiembre es necesario "minimizar los riesgos, para ver en función del lugar donde residimos cuál es la situación epidemiológica, cuáles son las recomendaciones, las actividades autorizadas y cuáles no".

Vizzotti insistió en que las actividades autorizadas se deben realizar "con los cuidados relacionados al uso de tapabocas, el lavado de manos, preferir los espacios abiertos y mantener la distancia física que minimiza mucho los riesgos", siempre y cuando esté permitido realizar reuniones en el lugar de residencia. Para eso, es necesario corroborar las medidas de cada jurisdicción.

Reglas de conducta

  • Las personas deberán mantener entre ellas una distancia mínima de dos metros
  • Utilizar tapabocas en espacios compartidos
  • Higienizarse asiduamente las manos
  • Toser en el pliegue del codo
  • Desinfectar las superficies
  • Ventilar los ambientes
  • Dar estricto cumplimiento a los protocolos de actividades y a las recomendaciones e instrucciones de las autoridades sanitarias provinciales y nacional