La necesidad de festejar el Día del Padre a la distancia por la cuarentena obligatoria a raíz de la pandemia del coronavirus determinó que aumentaran los casos en los que la elección y la compra de regalos se realizó online.

Facundo Carrillo, secretario de Atención Ciudadana y Gestión Comunal, destacó que "la mayoría de los porteños para evitar contagios optan por hacer compras online; pero al hacerlo se encuentran con sitios o vendedores que no son confiables, promociones poco claras o falta de información con respecto a los envíos".

Explicó que "es fundamental asegurarse de que el sitio en el que se quiere hacer la transacción comercial sea seguro. Se chequea que el sitio sea el oficial, la dirección web de la página empiece con https:// y al lado del recuadro donde está la dirección se encuentre un símbolo con forma de candado. Esto significa que la conexión es segura".

Sobre los plazos de envío, Carrillo destacó que "en plena cuarentena, pueden resultar problemáticos" por lo que el comprador puede verificar si el tiempo transcurrió o está dentro de los márgenes indicados por escrito, en la factura o en el correo electrónico confirmando la compra.

"Si no se cumple con la fecha pactada, pasados los 15 días se puede reclamar el reintegro del 1% de lo abonado por cada día de demora", detalló el funcionario.

Con respecto a las promociones, Defensa al Consumidor recomienda guardar alguna imagen que muestre la oferta y "leer en detalle la letra chica". "Hay que leer los términos y condiciones de los descuentos promocionados ya que muchos poseen topes máximos por compra, limitaciones de stock, días específicos o productos excluidos", precisó el organismo.

"Todo lo que un vendedor ofrece en una publicidad o anuncio genera la obligación de su cumplimiento, la no efectivización de alguno de los términos planteados como el precio, las condiciones de pago o de entrega puede ser reclamado", dijo Vilma Bouza, directora de Defensa al Consumidor porteño.

Y explicó: "Por eso es muy importante conservar una imagen de la oferta, porque constituye una prueba irrefutable de lo ofrecido y le permite al consumidor, en caso de realizar el reclamo, tener éxito".