El 28 de julio de cada año se celebra el Día Mundial contra la Hepatitis para concientizar sobre las hepatitis víricas, que inflaman el hígado y provocan diversas enfermedades graves, entre ellas el carcinoma hepatocelular. 

Los expertos comenzaron una campaña para eliminar la enfermedad que es una amenaza a la salud pública. Esperan que para el 2030 esté erradicada. Para contar con una dimensión de lo que sucede a nivel mundial con la enfermedad de la hepatitis, es preciso tener en cuenta que cada 30 segundos fallece una persona por síntomas relacionados con las hepatitis víricas, incluso durante la actual crisis causada por la COVID-19. 

Día mundial contra la hepatitis

En los últimos meses, la Organización Mundial de la Salud (OMS) organizó un debate mundial que dará la oportunidad a los líderes mundiales, regionales y nacionales, los responsables políticos, las comunidades y otras partes interesadas de debatir acerca del modo de avanzar más rápidamente para eliminar las hepatitis de aquí a 2030.

El evento, que se dará por primera vez, contará con contribuciones y testimonios de países de distintas regiones de la OMS. 

Hepatitis en Argentina 

En el mundo existen diferentes tipos de hepatitis, y todos correspondes a diversas causas: la hepatitis viral es el tipo más común. Es causada por uno de varios tipos, los virus de la hepatitis A, B, C, D y E.

En el caso de Argentina, la Hepatitis A es la más común y llegó a constituir el 90% de las hepatitis agudas que afectaban a los niños. 

¿Qué es la Hepatitis A? 

La hepatitis A es una inflamación del hígado causada por el virus A. Una persona se puede contagiar del virus por medio de alimentos o bebidas contaminadas con el germen. 

Los expertos señalan que la infección se puede propagar con más facilidad en lugares cerrados, como guarderías, hogares de tránsito y colegios.

Principal órgano afectado por le hepatitis: el hígado

Cuáles son los síntomas de la Hepatitis

Los síntomas más comunes de la hepatitis son: 

  • fiebre

  • náuseas

  • vómitos

  • pérdida de apetito

  • cansancio

En algunos casos, dicha enfermedad puede causar dolor o sensibilidad en el hígado, piel u ojos amarillos ( ictericia), orina oscura y materia fecal blanquecina. Sin embargo, un gran porcentaje de los infectados, tienen pocos o ninguno de estos síntomas. 

La mayor complicación de la enfermedad es la insuficiencia hepática aguda, que puede hacer necesario el trasplante del hígado y tiene alta mortalidad.

Para prevenir la enfermedad, es preciso vacunarse con la única dosis que existe en Argentina y que se aplica a los 12 meses de vida

Síntomas de la hepatitis

Hepatitis B en Argentina 

La hepatitis B a diferencia de la A, es que se puede volver en una enfermedad crónica. Para poder determinar la enfermedad, es preciso realizar análisis de sangre, que todo médico de cabecera lo recomienda a toda persona sexualmente activa, siendo importante realizarlo al menos una vez en la vida, y de ser posible una vez al año. 

¿Cómo se contagia la hepatitis B? 

La enfermedad es transmitida principalmente por contacto directo con fluidos corporales como semen, secreciones vaginales o sangre, infectados con el virus de hepatitis B.

Son vías de transmisión frecuente: las relaciones sexuales sin preservativo; compartir agujas, jeringas, canutos o elementos cortopunzantes con personas infectadas, hacerse un tatuaje o piercing con material no descartable o debidamente esterilizado.

Es preciso destacar que la hepatitis B no se transmite por saliva, sudor, lágrimas ni por leche materna. Las personas embarazadas con hepatitis B pueden transmitir el virus durante la gestación.

Síntomas de la Hepatitis

Los síntomas de la hepatitis B crónica pueden tardar hasta 30 años en aparecer, y el daño al hígado puede ocurrir de manera silenciosa durante este tiempo. Los síntomas pueden incluir: 

  • gripe (fatiga y cansancio)
  • coloración amarilla en la piel y mucosas ( ictericia)
  • náuseas o vómitos
  • orina de color oscuro
  • fiebre
  • escalofríos

En menor medida (entre el 5 y el 10% de los casos) puede evolucionar hacia una forma de hepatitis crónica, la cual por lo general es asintomática. Estas personas tienen un mayor riesgo de desarrollar cirrosis hepática y cáncer de hígado.

Vacuna de la Hepatitis

Vacunarse es la manera más segura y efectiva de reducir el riesgo de infección por hepatitis B. La vacuna protege contra la infección en más del 90% de los casos. Son 3 aplicaciones.