Diez personas fueron demoradas en una iglesia de la ciudad de Ushuaia, en Tierra del Fuego, a la que habían acudido a la celebración de una misa de Pascua por violar la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno para prevenir el contagio del coronavirus (Covid-19).

La misa se realizó en la iglesia Sagrada Familia de Monte Gallinero, encabezada por el cura Aldo Mochetta, y fue trasmitida por internet para aquella personas que no podían asistir a causa del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Durante el operativo realizado, los policías consideraron que sólo era necesaria la presencia en el lugar del religioso, un camarógrafo y un ayudante, que se encargaban de la filmación y transmisión de la misa.

Por tal motivo, diez personas que se hallaban en el lugar, cuya presencia no se pudo justificar, fueron demoradas y llevada a una comisaría de la zona para que se les inicie una causa por violación de la cuarentena obligatoria.

Cabe recordar que Ushuaia,  junto a la Ciudad de Buenos Aires y Provincia de Chaco, registran el mayor número de contagios en el país en proporción de habitantes.