Mujeres con discapacidad coincidieron en la necesidad de visibilizar los derechos sexuales y reproductivos que en muchas ocasiones le son negados, en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

"Las mujeres con discapacidad somos objeto de innumerables prejuicios, desde que somos siempre como niñas, que tenemos una sexualidad descontrolada, que toda relación con nosotras es una abuso, etc,", indicó Carolina Buceta, psicóloga e integrante de la Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad (REDI).

Carolina, quien quedó ciega durante su adolescencia, describió que "estos prejuicios se traducen en barreras concretas para acceder a los servicios de salud, por ejemplo, a la hora de hacer consultas médicas y ginecológicas, los profesionales no saben cómo interactuar.

Por su parte, Andrea Grassia -periodista y mujer con discapacidad-, describió barreras estructurales: "si bien la mayoría de los hospitales tienen rampa de acceso, una mujer en silla de ruedas no puede hacerse una mamografía porque este estudio exige estar parada"