Un joven formoseño, que había publicado en Instagram que una persona que estaba haciendo cuarentena en un centro de alojamiento de la provincia se había escapado y tenía coronavirus (Covid-19), deberá pagar "3.000 pesos, hacer trabajo comunitario en una capilla durante ocho meses y pedir disculpas públicas por la misma red social", ya que lo difundido era mentira.

La Fiscal de Estado, Stella Zabala de Copes explicó a la agencia Télam que se trata de un caso singular que comenzó cuando un joven publicó a través de la red social Instagram una mentira: "Lo que sucedió fue que un joven propagó una falsa noticia sobre otro que se encontraba haciendo la cuarentena obligatoria en la Escuela de Cadetes de la Policía de Formosa, uno de los centros de aislamiento dispuestos por el Gobierno provincial, se había fugado y tenía coronavirus".

Zabala de Copes aclaró que "obviamente generó temor en la comunidad por la propagación supuesta del virus". De hecho, "los mismos vecinos de la familia del joven que supuestamente se habría escapado generaron paranoia y zozobra porque todos temen la circulación viral", señaló la Fiscal de Estado de Formosa.

Zabala de Copes aseguró que es un caso singular

La mentira derivó en una causa penal iniciada por una presunta violación a los artículos 205 y 211 del Código Penal de la Nación, en los que se contempla la violación de medidas sanitarias y propagación de noticias falsas, y fue tramitada en la Oficina de Gestión de Audiencias, que llegó al acuerdo de las partes y la probation.

Las reparaciones por la mentira

Luego de iniciada la causa, las partes llegaron finalmente a un acuerdo ante la Justicia: en una audiencia en la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA), se llegó a un acuerdo entre el imputado, el denunciante y el defensor extinguiéndose la acción penal si el joven acepta pagar un resarcimiento económico a la víctima, hacer trabajo comunitario y pedir disculpas públicas por la misma red social, en el marco de una probation.

En diálogo con Télam, la Fiscal de Estado de la provincia norteña explicó que "la propuesta que acercó la parte del acusado consiste en una reparación económica para el ofendido, ya que la familia de quien realizó la denuncia falsa no se encuentra en condiciones económicas para afrontar tamaño gasto que implicó el proceso penal y, desde la otra parte, también hubo una consideración".

Formosa registra 79 casos de coronavirus

La funcionaria judicial también indicó que el joven deberá realizar durante ocho meses trabajos comunitarios en la capilla de un barrio de la capital provincial y la retractación pública por el mismo medio por el que realizó las publicaciones que dieron lugar a las actuaciones en cuestión", es decir por Instagram.

La funcionaria sostuvo además que "la falta de solidaridad de esta persona que la llevó a difundir algo falso causó rechazo, por eso en este momento que vivimos donde la información es tan preciada, debemos ser muy cuidadosos en la forma en que informamos o decimos algo, porque lo que puede parecer una broma hasta inocente, puede convertirse en un hecho grave".

Seguidamente, Zabala de Copes resaltó que marcar este precedente en Formosa es "concientizar la gravedad de difundir noticias falsas relacionadas con la salud pública". Para finalizar, la Fiscal de Estado reiteró a Télam el pedido de "prudencia", ya que "estas informaciones falsas generan mucha paranoia y angustia en la sociedad".

Así mismo, confirmó que existen otras denuncias que, en la medida que se vayan planteando y que la fiscalía de Estado intervenga, pedirá que los resarcimientos económicos sean destinados a entidades sin fines de lucro relacionados con la contención para sectores vulnerables y que así beneficien a la comunidad.

El juez interviniente Marcelo López Picabea procederá a homologar el acuerdo entre las partes este viernes 17 en una audiencia fijada a las 11:15.