Los museos del mundo comienzan poco a poco a planificar un futuro pospandemia. Hoy abrieron sus puertas los Museos Vaticanos tras casi tres meses de cierre. La iniciativa requiere nuevas medidas de seguridad y entradas limitadas.

El viernes, en tanto, el Louvre informó que volverá a funcionar el 6 de julio luego de que se anunciara un alivio de la cuarentena en Francia. La nueva normalidad implicará el uso de mascarillas, distanciamiento social y el ingreso limitado de los visitantes, que en muchos casos ingresarán con reserva previa.

"Aunque durante el confinamiento fue posible descubrir los tesoros del Louvre virtualmente, nada puede reemplazar la emoción de estar frente a una obra de arte. Esa es la razón de ser de los museos", dijo el director del Louvre, Jean-Luc Martinez.

Otros museos del país galo también volverán a la actividad. El Palacio de Versalles recibirá visitantes el 6 de junio; el Museo de Quai Branly lo hará el 9 de junio; el dOrsay abrirá sus puertas el 23 de junio y tanto el Pompidou como el Grand Palais funcionarán desde 1 de julio.

El mercado del arte se prepara así para salir de la cuarentena a pesar del éxito que han tenido en las plataformas virtuales. Solamente entre el 12 y el 22 de mayo, la página web del Louvre recibió 10,5 millones de visitas. Para trazar una comparación, vale mencionar que en todo el 2019 contó con 14,1 millones de visitantes virtuales. De todas formas, el sentido de estos espacios es acercar físicamente al público las obras.

"Los museos han de transmitir a la gente que no se debe tener miedo a los demás", dijo Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía de España, el que espera una señal del gobierno para reabrir. La institución ya espera una caída del 30% de ingresos. Para el regreso han tomado cuidados como la de aceptar a un tercio de la afluencia habitual, abrir progresivamente las salas, instalar cámaras para medir la temperatura, la provisión de gel desinfectante y, especialmente, suprimir folletos y mapas en papel, lo que tendrán que descargarse a través de los celulares.

Virtualidad

Visitar colecciones desde la comodidad de la casa se convirtió en una de las actividades predilectas en estos tiempos de cuarentena. La mayoría de los museos tuvieron que adaptarse a esa nueva modalidad. Algunos lo hicieron gratuitamente mientras que otros aprovecharon, junto con la restauración de obras, las bondades de Internet para suplir las pérdidas de las visitas presenciales.

Evelio Acevedo, director general del Museo Thyssen-Bornemisza, confesó que la crisis ha sido "un revulsivo para la transición digital". Así, el museo ha potenciado su oferta de contenidos online. Por estos días presenta Rembrandt y el retrato en Amsterdam.

Más notas de

Paula Boente

Dos amigos crearon un bingo virtual que ya reúne más de 1500 personas cada fin de semana

Dos amigos crearon un bingo virtual que ya reúne más de 1500 personas cada fin de semana

Caimanes, estafa piramidal y el gran sueño americano

Caimanes, estafa piramidal y el gran sueño americano

Perry Mason: nueva cara para un personaje clásico del policial

Perry Mason: nueva cara para un personaje clásico del policial

Innovaciones para hacer shopping desde casa

Recorridos 360

Sueños de cuarentena: el escape de la mente

Sueños de cuarentena: el escape de la mente

Día del Padre: el amor llega en caja en la cuarentena

Día del Padre: el amor llega en caja en la cuarentena

Espacios verdes: más de 350.000 porteños viven lejos de un parque o plaza

Espacios verdes: más de 350.000 porteños viven lejos de un parque o plaza

Curon: el lado oscuro emerge en un pueblo de montaña

1

Con un giro radical vuelve Marcella, la serie del creador de Bron/Broen

Con un giro radical vuelve Marcella, la serie del creador de Bron/Broen

Con eventos virtuales y delivery, los cafés notables esperan la vuelta

Con eventos virtuales y delivery, los cafés notables esperan la vuelta