El fallecimiento de Joaquín Salvador Lavado Tejón, popularmente recordado como "Quino", continúa replicando sentidas expresiones de condolencias y agradecimiento por su obra y aporte cultural. Es por esto que el Gobierno decretó duelo nacional en todo el país durante este jueves. 

"Este Gobierno entiende la importancia del legado cultural que ha dejado Joaquín Salvador Lavado Tejón, ¨Quino¨, en los ciudadanos argentinos y en las ciudadanas argentinas. En virtud de ello, resulta un deber del Gobierno nacional honrar la memoria, con motivo de su fallecimiento", señala el decreto 784 publicado en el boletín oficial. 

Durante toda la jornada la bandera nacional permanecerá izada a media asta en todos los edificios públicos, en homenaje al padre de Mafalda, Déjenme inventar, A la buena mesa, entre otras publicaciones en su más de 70 años de trayectoria. 

"Se nos fue Quino, uno de los artistas más grandes de la historia de nuestro país. Nos hizo reír, nos hizo pensar y nos convocó siempre a reflexionar sobre la Argentina, con la que estuvo comprometido como pocos. Hasta siempre, maestro", lamentó el presidente Alberto Fernández por redes sociales. 

El decreto firmado por el mandatario, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Cultura, Tristán Bauer, resalta "el labor social, humanista y cultural" del entrañable Quino, al igual que la significancia de Mafalda, "su creación principal".

"Es un personaje icónico de la cultura argentina, en tanto que desde su mirada de niña estimula la reflexión sobre problemas que atraviesan a toda la humanidad y al planeta entero, sin perder de vista su pertenencia local. A través de su obra ha contribuido a la difusión internacional del humor gráfico argentino, considerando que ha sido publicada en diversos países y traducida a veintisiete idiomas y lenguas", concluye el texto oficial.