El próximo 14 de diciembre dos provincias de Argentina serán testigos privilegiados del último eclipse solar total que tendrá un alcance de 100 kilómetros de ancho en su "punto máximo".

El fenómeno astronómico inciará su recorrido en el Pacífico, seguirá el movimiento del planeta, antes de llegar a América del Sur y dirigirse al Atlántico hacia el continente africano. 

En algunas regiones de Chile, como La Araucanía y en las provincias argentinas de Neuquén y Río Negro, el oscurecimiento será de un 100%, lo que dejará como resultado una zona de "pleno eclipse" de 100 kilómetros de ancho. Además, se estima que en el país la duración se extienda por dos minutos y diez segundos.

Cuándo se incia el eclipse de sol

El eclipse total de nuestra estrella empezará a las 14:32 GMT y finalizará a las 17:54 GMT, con su punto máximo a las 16:13 GMT (13:13 hora de Argentina y Chile). 

Mapa de la franja de totalidad - Fuente: eclipses.com

Al mismo tiempo, el eclipse se podrá ver de manera parcial en un área de miles de kilómetros de ancho en países como Ecuador, Bolivia, Perú, Paraguay, Uruguay y algunas regiones de Brasil.

Por qué se da un eclipse solar

Un eclipse solar es el fenómeno astronómico que se produce cuando la luna oculta al sol visto desde la Tierra. Esto ocurre cuando el Sol, la Luna y la Tierra están alineados. Dicha alineación coincide con la luna nueva e indica que la Luna está muy cerca del plano de la eclíptica. Los eclipses pueden ser totales, si la luz solar es totalmente ocultada por la Luna, anulares y parciales, si solo una parte del Sol es tapado.

 

Recomendaciones para observar un eclipse solar en forma segura

El eclipse puede ser observado si se dispone de un filtro solar adecuado, de calidad comprobada:

  • Anteojos para eclipses: utilizan un filtro a base de un polímero negro especialmente diseñado, lo que permite utilizarlos para observar el eclipse cómodamente. Pese a esto, es conveniente no mantener la vista fija en el Sol durante mucho tiempo seguido.
  • Filtros para telescopios: deben cubrir la totalidad de la entrada de luz, colocándose delante del instrumento. Se adquieren en los comercios dedicados a la venta de instrumental astronómico. No deben usarse filtros que se colocan en el ocular (donde se ubica el ojo), ya que pueden romperse debido a la alta temperatura provocada por la concentración de los rayos solares.