El 16% de las personas trans fallecidas el año pasado fueron víctimas de crímenes de odio y el 84% murió prematuramente como consecuencia de la exclusión sistemática, lo que se denomina "travesticidio social", según diferentes organizaciones de la diversidad sexual que llevan adelante actividades por el Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+.

El relevamiento que realizó la Asociación Civil Trans La Rosa Naranja dio cuenta que el año pasado fallecieron al menos 75 personas trans con una edad promedio de 39 años, es decir, 37 años antes que la media de la población, que vive hasta los 76 en Argentina.  Además, el 57% (43) murió antes de los 40 años y el 13% (10) antes de los 30, siendo la más joven la tucumana Gala Estefanía Perea (19), que fue asesinada por su pareja en su casa de Lules.

Otras once mujeres trans fueron asesinadas el año pasado, según el Informe Crímenes de Odio 2019 de la Federación LGBT+ que registró igualmente 62 "travesticidios sociales".  En tanto, La Rosa Naranja reveló que dos de las 42 personas trans fallecidas en lo que va de 2020, fueron víctimas de un homicidio motivado por el odio a su identidad de género.

"El travesticidio social tiene su eje fundamental en el abandono, no solamente por el Estado -que es el principal responsable- sino también por las familias, que expulsan a niñas y adolescentes trans que terminan ejerciendo la prostitución y sometidas a la violencia que ejercen las fuerzas de seguridad, de palizas, cárcel y coimas", dijo a Télam Marcela Tobaldi, presidenta de La Rosa Naranja.

Por su parte, el presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), César Cigliutti indicó que la mayor "urgencia" de la comunidad LGBTIQ+ es la aprobación de la ley de cupo trans porque "las personas trans se están muriendo y en plena pandemia ni te cuento", al punto que el Frente Orgullo y Lucha armó el operativo de asistencia "Nos cuidamos entre todes" que ya lleva repartidos 3.200 kits con alimentos y productos de higiene.

El Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+ se celebra cada 28 de junio, porque ese día, en 1969, se produjeron los disturbios de Stonewall, un pub de Nueva York, donde se atacó a personas del colectivo, lo que que marcó el inicio del movimiento.