Más del 60% de las personas internadas en unidades de terapia intensiva (UTI) por coronavirus son pacientes no inmunizados contra la enfermedad o que no han completado el esquema de vacunación correspondiente a su rango etario o condiciones médicas, precisaron este viernes especialistas que -además- expresaron su preocupación por el ingreso a esos servicios de pacientes de Covid-19 luego de un mes sin atender casos con este tipo de infección.

Un relevamiento realizado por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), el 13 de diciembre en 102 centros sanitarios de distintas ciudades del país, advirtió que el 48% de las personas con coronavirus internadas en salas de cuidados intensivos no está vacunada y el 13% sólo cuenta con una dosis.

Los datos obtenidos en el informe permitieron concluir a la organización que, hasta el momento "la ocupación (en UTI) se mantiene estable" ya que, en promedio, el trabajo encontró una ocupación del 68% de las camas, de las cuales sólo el 4,4% era de personas con Covid-19 (66 pacientes).

Para el estudio, que es parte de un trabajo de diagnóstico de situación que la SATI viene realizando desde hace meses y que se había interrumpido por el descenso de casos pero se retomó ante su incremento, participaron en forma voluntaria 102 Unidades de Terapia Intensiva (UTI) tanto públicas como privadas que representan un total de 1.514 camas.

Según reveló este jueves el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, el 62% de las personas internadas por coronavirus al 10 de diciembre en territorio bonaerense no estaba vacunado y el 14% solo había recibido una dosis de la vacuna.

Un mes sin pacientes

Pablo Pratesi, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Austral, afirmó en diálogo con Télam que "después de un mes de no tener pacientes de Covid-19 en terapia intensiva han comenzado a aparecer de nuevo, hoy ya tenemos 5 o 6 en el Austral y por lo que hablamos con colegas de otros hospitales ellos enfrentan escenarios parecidos".

"Cerca del 60% de los pacientes de Covid-19 que ingresaron a terapia intensiva en los últimos días no estaban vacunados o presentaban esquemas de vacunación deficientes, pero también nos preocupa que el otro 40% tenía el esquema de vacunación completo y también llegó a terapia", subrayó.

El médico sostuvo que "hoy todavía no estamos frente a una alarma por la posibilidad de que la cantidad de casos nos ponga ante el riesgo de colapso de los servicios de terapia intensiva, pero sí por la aparición de nuevos pacientes en las terapias luego de un mes".

"Enviamos al Instituto Malbrán muestras de los pacientes que tenemos en terapia intensiva para ver a qué variante del virus responden, hasta ahora en el Austral no registramos ningún caso de Ómicron", aclaró.

El intensivista advirtió que "lo que más nos preocupa es el aumento progresivo de contagios día tras día; como hay una gran mayoría de personas vacunadas se generó una falsa sensación de tranquilidad, pero si aumentan sustancialmente los nuevos contagios eso puede resentir las terapias intensivas, y ese es un punto al que no queremos llegar".

Alarma por las fiestas

"Vienen días en los que se van a realizar muchas fiestas de egresados, fiestas de fin de año en distintos ámbitos laborales, y también las fiestas familiares de Navidad y Año Nuevo. Esto es un escenario de alto riesgo de diseminación como lo fue el año pasado y tenemos que tomar todas las precauciones para no vivirlo de la misma manera porque aunque estemos vacunados nos podemos contagiar y contagiar a otros igual", alertó.

"Si alguien presenta algún síntoma es importante que se quede aislado, si vamos a juntarnos a celebrar que sea en espacios abiertos y bien ventilados, y si el lugar al que vamos a ir tiene poca ventilación es muy importante mantener la distancia social y el uso obligatorio del barbijo", completo Pratesi.

Arnaldo Dubin, intensivista, docente de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) e integrante de la SATI, afirmó que “por ahora el impacto de este aumento de contagios en las terapias intensivas es menor. Un relevamiento de la SATI señala que sólo el 5% de los pacientes en terapia intensiva tienen diagnóstico de Covid-19, pero es alarmante si pensamos que hace siete u ocho semanas que varios hospitales no registraban nuevos ingresos con ese diagnóstico”.

"Los contagios muestran en los últimos días un crecimiento exponencial, y ese crecimiento es el que después impacta con el registro de pacientes en terapia. Al día de hoy la variante de mayor circulación y la que más registramos es la Delta, aunque es probable que este caso paradigmático de la fiesta de egresados de Córdoba, que produjo más de 400 contagios, tarde o temprano impacte en todo el país”, añadió.

El médico enfatizó que “el porcentaje de vacunados en Argentina no es despreciable, y eso explica que a pesar del aumento de los contagios no haya tantos pacientes en las unidades de terapia intensiva, ese es el principal valor de la vacunación".