El 64% de los casos confirmados de coronavirus en Argentina se concentran en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, mientras que el Gobierno lleva adelante un programa para detectar casos en barrios populares en los que surgieron brotes de transmisión.

De 188 casos nuevos que se informaron hoy, 102 pertenecen a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y 63 al territorio bonaerense. En total, Capital Federal tiene 1.506 personas con Covid-19, y la provincia 1.871.

Combinados, los casos de estas jurisdicciones representan el 64% de los confirmados totales del país, y allí es donde el Estado nacional trabaja más fuerte para "interrumpir la circulación y minimizar la transmisión", aseguró la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, durante el reporte diario de la cartera sanitaria.

"De los 102 casos de la Ciudad de Buenos Aires, el crecimiento es a expensa de los barrios populares", lamentó la funcionaria sobre los nuevos datos, y destacó que de allí deviene la importancia del operativo de sanitario Detectar (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno de Argentina).

Por medio de este programa, esta semana se comenzaron a visitar hogares de personas con síntomas en los barrios populares Padre Mugica (también llamado Barrio 31), en Capital Federal, y en La Paz, Quilmes, donde se registraron brotes de la enfermedad.

Ayer se relevaron 113 hogares y se entrevistaron 367 personas en el Barrio Mugica, a partir de lo cual se realizaron 31 test de personas que cumplían la definición de caso. De ellos, 16 dieron positivo, 5 están pendientes y 10 dieron negativos. En total, entre lunes y martes, de 71 test de PCR en personas sintomáticas, 46 dieron positivos.

Un 65% de las pruebas realizadas arrojaron resultados positivos para coronavirus. Esto "quiere decir que estamos logrando el objetivo de detectar precozmente los casos, poder prestarles cuidado y aislarlos para minimizar la transmisión en el contexto y las condiciones de dificultad para cumplir el aislamiento social y el distanciamiento físico", resaltó Vizzotti.

Los movimientos sociales denuncian una falta de respuestas del gobierno de la Ciudad ante el avance de la enfermedad en los barrios populares porteños, que ya superó los 300 casos y representa un 16% de los confirmados de Capital Federal. Además, en el Barrio 31 están sin luz ni agua desde hace días, lo cual dificulta las medidas de higiene para prevenir la transmisión.

Sobre la reunión que tuvieron los expertos y funcionarios del Ministerio de Salud con el presidente Alberto Fernández ayer para evaluar los pasos a seguir en la cuarentena, las conclusiones más importantes son que "todo este esfuerzo de aislamiento social preventivo y obligatorio, y el rol de cada uno quedándonos en casa, han sido fundamentales para tener en comparación con otros países de la región un número muy inferior de casos y de mortalidad".

Esto le ha dado "un tiempo muy importante al sistema de salud para prepararse, y un tiempo para toda la sociedad de prepararnos y entrenarnos" cuando sea el reinicio de las actividades, en cuanto a las medidas preventivas tales como "el distanciamiento social, el lavado de manos, la higiene respiratoria y la alerta muy precoz de los síntomas", lo cual permitirá "minimizar la transmisión", sostuvo la funcionaria.

Esta mañana fueron confirmados 5.208 casos en total, de los cuales 273 fallecieron. El 2,9% de las personas están en terapia intensiva, es decir, 151 pacientes, mientras que 1.601, el 30%, ya se recuperó. Se están realizando más de 1.600 test por cada millón de habitantes.