El 65 por ciento de los conductores de vehículos de CABA y el Gran Buenos Aires percibe que el tránsito evidencia conductas más agresivas luego del período más duro de la pandemia de coronavirus, en el que miles de personas pasaron días, y hasta meses sin conducir, según reseñó un trabajo realizado por especialistas en seguridad vial.

Para los expertos viales, "una vez que se retornó a las rutinas previas a la pandemia, el tránsito mostró modificaciones, presentándose costumbres que no eran habituales en el pasado".

Una encuesta realizada por el Observatorio Vial de la Cámara que nuclea a las empresas productoras de software vial (Cecaitra), entre conductores de CABA y el conurbano arrojó una valoración negativa respecto a la conducta de los conductores en la pospandemia.

En primer lugar los especialista indagaron si "con el fin de las restricciones por la pandemia, ¿cree que los conductores tienen conductas más, igual o menos agresivas que antes de la pandemia?" y, entre cerca de un millar de consultados, el 65% contestó que considera que son conductas más agresivas, en tanto que para el 23.6%, los conductores tiene las mismas conductas; el 7.9% sostuvo que son menos agresivas; y el resto dijo no saber".

Si se tienen en cuenta las edades de los encuestados, se pudo observar diferencias muy notorias en las respuestas, ya que "mientras que el 36.6% de los jóvenes menores de 29 años dijo que las conductas eran más agresivas en la pospandemia; el porcentaje aumentó al 60.2% en los adultos de 50 a 64 años".

En relación al sexo, "el 44.7% de los hombres sostuvo que hay un tránsito más agresivo, cifra que ascendió al 57% en las mujeres".

"Los datos nos revelan que se observa un tránsito con características más agresivas en la pospandemia y es un dato que debe alertarnos y darnos el impulso para continuar concientizando a la sociedad en materia vial", dijo Facundo Jaime, uno de los especialistas del Observatorio Vial en un comunicado.

"Estamos convencidos que un tránsito seguro se logra con peatones y conductores atentos, responsables y respetuosos; y apelamos a que se salga a la calle con conciencia vial", agregó.

El sondeo también quiso conocer la autopercepción de los conductores sobre su conducta vial y allí "el 56.3% contestaron tener las mismas conductas, un 28.1% expresó poseer menos conductas agresivas y el 10.7% sostuvo que tenía una conducción más agresiva que antes de la pandemia.

"Esta visión negativa del otro y positiva de uno mismo, se repite en cada sondeo que se realizó.Los datos nos muestran que se es crítico con los demás conductores, que se ven los errores en el resto de los conductores, pero no se logra ser capaz de reflexionar o autocriticarse, admitiendo los errores propios al conducir, que seguramente sucedan en la mayoría de los casos y en la misma proporción que los ajenos", explicó Jaime.