El Banco Mundial (BM) aprobó un nuevo crédito por 245 millones de dólares destinados a continuar las obras de saneamiento en la Cuenca Matanza-Riachuelo enmarcadas en el programa que la entidad de crédito internacional financia desde hace 10 años en Argentina, informó la Acumar.

Los 245 millones de dólares corresponden al financiamiento adicional del Proyecto de Desarrollo Sustentable de la Cuenca Matanza Riachuelo, como se conoce el programa que financia el Banco Mundial en el país, precisó en un comunicado el organismo público responsable de articular las políticas públicas para el saneamiento de esa zona.

Según señaló, el préstamo será destinado a darle continuidad a las obras del Sistema Riachuelo, la obra de infraestructura básica "más importante de los últimos años en el país"; y a ejecutar un plan de obras de extensión de la red de agua potable "a más de 50.000 personas que viven en las márgenes del Riachuelo".

Además, destacó que el crédito "permitirá realizar la construcción de una planta de tratamiento de barros en el predio de la Planta Depuradora de Líquidos Cloacales Sudoeste", que administra AySA en La Matanza. Actualmente, al no tener tratamiento de barros, la planta debe enviarlos a la planta de Pretratamiento de Berazategui.

Finalmente, parte del financiamiento servirá también para desarrollar un "Plan de contingencia" ante inundaciones en la Cuenca Matanza Riachuelo que, junto con el Plan Director de Manejo Hídrico, buscará disminuir el riesgo al que están expuestos los vecinos de la Cuenca "desde una perspectiva de la prevención de riesgos".

La ejecución del proyecto será llevada a cabo por el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, en cuyo ámbito se mantendrá la estructura originaria de ejecución del préstamo.

Cerca de 5000 personas estuvieron evacuadas la semana pasada a raíz del fuerte temporal que azotó el área metropolitana durante varios días. Las autoridades locales pusieron todos los recursos disponibles para asistir a las familias afectadas por las inundaciones que periódicamente sufren en la zona. Los habitantes fueron retornando de a poco a sus hogares. Los fondos ayudarán a prevenir este tipo de situaciones.