El Ente Nacional de Comunicaciones ( Enacom) entregará 26.100 tarjetas telefónicas para atender las necesidades de comunicación de los sectores más vulnerables, de los barrios populares de la Ciudad de Buenos Aires.

Desde el Ente indicaron que representantes del Enacom entregarán 26.100 tarjetas de telefonía celular, por un valor de $250 cada una, es decir un total de 6.525.000 pesos, a organizaciones sociales y religiosas que realicen trabajos en esos barrios, centros de gestión y participación comunal, y el Sedronar.

Los barrios que recibirán las tarjetas son: el barrio 31, Villa 1-11-14, Villa 20, Ciudad Oculta, Barrio Inta, Villa 21-24, Villa Soldati, Barrio Piletones, Villa 21 y Playón de Chacarita.

Esta entrega se enmarca en el “Proyecto Barrios Populares de CABA-Conectividad para Servicios de Comunicaciones Móviles”, que tiene como fin garantizar que las zonas sin acceso a Internet de la capital del país puedan suplir esa carencia en el menor plazo posible, según se informó.

A su vez, este proyecto forma parte del "Programa de Emergencia para Garantizar el Acceso a Servicios TIC para Habitantes de Barrios Populares en el Marco de la Pandemia Covid-19”, dentro de las políticas públicas dispuestas por el Ejecutivo para atenuar el impacto de la pandemia.

Conectividad y estudio

El legislador porteño Santiago Roberto (Frente de Todos) presentó un proyecto de ley para crear el programa “Reconectar para la Educación a Distancia (RED)”, que consiste en garantizar el acceso gratuito a internet a las alumnas y alumnos de todos los niveles y modalidades de educación pública de la Ciudad de Buenos Aires  para que sigan estudiando a distancia mientras dure el aislamiento por el Covid 19, según publicó Diario Z.

El proyecto implica queel Ministerio de Educación pueda proveer de tecnología 4 o 5G a los alumnos para garantizar la conectividad y que puedan cumplir con las tareas y no interumpir el proceso educativo.

De acuerdo con la iniciativa, se entregarían tarjetas SIM recargables cada 30 días en forma gratuita para que las familias de menores recursos no estén en desventaja.