El Ministerio de Educación lanzó "Volver a la Escuela", un nuevo programa respaldado por 5 mil millones de pesos que buscará la reinserción de alumnos de todo el país que abandonaron su escolarización durante la pandemia, ya sea por falta de recursos o cualquier otro motivo.

Para llevar a cabo el mismo proyecto educativo, cada provincia monitoreará a sus respectivos alumnos a través de distintas normativas y acuerdos que serán lanzados en los próximos días. 

Son alrededor de 1.800.000 alumnos los afectados por la pandemia.

Fue en el marco de la  111° Asamblea del Consejo General de Educación donde, entre distintos temas que se tocaron en relación a las distintas complejidades que se presentan en el sistema educativo debido al Covid-19, se dio a conocer la creación del Fondo Federal.

La meta del Ministerio de Educación es que para fin de año los estudiantes escolares hayan normalizado al 100% su situación y que vuelvan a las aulas la mayor cantidad de alumnos. Para esto, contarán con organismos como Unicef que ayudarán en identificar las necesidades de cada niño y adolescente y los requerimientos necesarios para solucionar cada situación particular.

"Tenemos que lograr que todos los chicos y las chicas estén en sus escuelas. Avanzamos hacia la presencialidad plena y la recuperación de conocimientos", dijo el ministro de Educación, Jaime Perczyk, en la asamblea que se llevó a cabo este jueves 23 de septiembre.

Abandono de estudios durante la pandemia

En ese contexto, Perczyk advirtió que son 1.800.000 alumnos los que presentaron dificultades durante este último año y medio a raíz del confinamiento obligatorio y la pandemia que desató el Covid-19, siendo la gran mayoría estudiantes que cursan el nivel medio.

Perczyk hizo hincapié en la importancia de que todos los alumnos retomen sus estudios.

De ese total, el 54% pertenece al nivel secundario, correspondiendo 1.014.414 adolescentes y jóvenes; el 40%, al nivel primario, siendo 751.446 niños; y el 6%, al nivel inicial con 104.746 niños. 

Sin dejar de lado los protocolos instaurados, el ministro señaló que tanto las jurisdicciones como la comunidad educativa extremen los cuidados preventivos de salud y resaltó el "uso del barbijo, lavado de manos, ventilación adecuada y utilización de todos los espacios escolares abiertos que hagan posible los procesos de enseñanza".